Frases de una pichanga de barrio que ya no escuchamos (FOTOS)

Todos, de chicos, hemos jugado fulbito en la pista y por alguna razón hemos soltado estas frases que ya no se escuchan más. Recuérdalas.

Más sobre:

offside

Hace unos años, las canchitas de pasto sintético no existían y las de loza eran inalcanzables con las propinas. Pero eso nunca fue impedimento para jugar al fútbol. La calle, un par de piedras y las ganas de jugar eran necesarias para que ruede el balón (o la botella o lo que haya) y empiece el partido.

Pero en cada partido, luego de la regida para escoger el equipo, de las indicaciones de los que se creían entrenadores y unas reglas básicas acordadas entre los capitanes, siempre había frases que quedarán marcadas y que servían para determinar una jugada polémica o sacar ventaja cuando el rival era superior.

Cómo olvidar cuando el delantero (si se le podía llamar así) se iba solo hacia el arco propio y alguien gritaba "¡Carro, carro!" y detenía la jugada. O cuando antes de que patee, el arquero gritaba "el que la bota la recoge" o "no vale taponazo" y eso determinaba la fuerza del remate.

Fueron muchas frases que se usaban en distintos momentos pero que siempre quedarán en nuestra mente para recordar la infancia. Hoy en día es difícil que se vuelvan a escuchar, pero en algún momento, un 'pistazo' siempre será chévere.

Leer comentarios