¿Discriminación? Estas 5 razones harán que evites esa mala práctica

Una de cada 5 personas se ha sentido discriminada en el Perú. ¿En el país de todas las sangres, tiene aún sentido que nos diferenciemos por nuestro color de piel o condición social? ¡Estos motivos te demostrarán que no!

¡Tú también puedes hacer que la discriminación sea cosa del pasado!

¡Tú también puedes hacer que la discriminación sea cosa del pasado!

¡Tú también puedes hacer que la discriminación sea cosa del pasado!

Más sobre:

publirreportaje

En nuestro país, la discriminación ha sido un hecho común. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cuarta parte de la población está en una situación de vulnerabilidad actualmente: por su sexo, raza o nivel socioeconómico no tienen las mismas oportunidades. Además, el 22% de las personas afirma haber sido víctima directamente de un acto de discriminación, de acuerdo a una investigación de GfK.

“Estamos en un país extremadamente racista”, dijo hace un par de años la actriz Denisse Dibós, como una sentencia a esa verdad y poniendo el dedo en la llaga. Y como no se puede tapar el sol con un dedo, este lastre llegó al extranjero. Y así, la revista “National Geographic”, dijo en un reportaje: “El racismo se niega a dejar Perú”.

¿Pero es verdad todo esto en la actualidad? Según el sicoanalista Jorge Bruce, autor del libro “Nos habíamos choleado tanto”, la discriminación es un hecho que existe desde la Colonia. Pero con el tiempo esto ha venido cambiando y ahora se nota una mayor integración entre los peruanos: cuando los amigos de una promoción de colegio se juntan a pesar de que cada uno ha tomado rumbos distintos, o cuando en el trabajo conocemos a personas de diferentes procedencias, ya sean raciales o sociales. ¡Y así se hace frente al racismo y al clasismo!

Para seguir con ese cambio positivo, te contamos 5 razones que fortalecen los lazos de amistad e integración en el Perú.

1. La comida rompe barreras
¡Todos somos iguales frente a un plato de comida! Además, considerada como una de las más influyentes del mundo, nuestra gastronomía tiene el plus de mezclar diferentes procedencias y adentrarnos en la celebración de la diversidad.

2. Muchas formas de hablar como peruano
¿No te ha pasado que tienes un amigo de alguna provincia y mantiene su forma de entonación al hablar? Es cierto que antes algunas personas decían “ese habla como serrano” o “charapa”, pero hoy todos aceptamos esas diferencias. Además: estamos tan orgullosos de las 46 lenguas originarias que tenemos que celebramos el 27 de mayo el Día de las Lenguas Indígenas.

un buen pata

un buen pata

UN BUEN PATA ACEPTA LA FORMA DE HABLAR DE SU PATA

3. Diversidad de historias peruanas
En el Perú, la literatura también ha dado muestra de las diferencias sociales. No para reforzarlas, sino para mostrarlas y hasta cierto punto criticarlas. Por ejemplo, por un lado puedes leer cómo era la vida de las clases altas de Lima en “Un mundo para Julius” de Alfredo Bryce Echenique; y por otro, conocer cómo era la vida en los pueblos altoandinos en “Los ríos profundos” de José María Arguedas. ¡Si lees, te culturizas y así te haces más tolerante!

4. Del ande a la mesa de todos
Hubo un tiempo en que la comida de la sierra no era bien vista. Pero eso ha cambiado completamente y hoy la kiwicha y la cañihua son consideradas en el mundo como alimentos completos. Y hasta se sirven en los mejores restaurantes como platos gourmet.

img

img

A QUE NO DISCRIMINAS ESTO POR VENIR DE LA SIERRA

5. Creatividad peruana
Debido a las diversas dificultades económicas y sociales por las que ha pasado el país, los peruanos hemos desarrollado la creatividad como medio de supervivencia. Por ello, en diferentes momentos de nuestras vidas, todos hemos recurrido a la “chancha”, a la “junta” o hasta una actividad profondos para apoyar a nuestros amigos, seamos de la procedencia que seamos.

Como vemos, siendo un país tan rico en diversidad como el Perú, ¡no debería existir el racismo ni el clasismo!

PUBLIRREPORTAJE

Leer comentarios