Gremio se encuentra en la lucha por salvar la categoría en la Liga de Brasil. (Foto: AFP)
Gremio se encuentra en la lucha por salvar la categoría en la Liga de Brasil. (Foto: AFP)

, de la , anunció este lunes por la mañana la dura medida que tomará con siete jugadores de la plantilla por diversos motivos, entre ellos, porque algunos de los futbolistas “querían salir de vacaciones de forma anticipada”, en el momento que el club se encuentra en plena batalla para evitar el descenso a Segunda División. Los jugadores en cuestión son Jean Pyerre, Everton, Léo Pereira, Luiz Fernando, Léo Gomes, Guilherme Guedes y Paulo Miranda.

El conjunto de Porto Alegre, uno de los más tradicionales de Brasil y tricampeón de la Copa Libertadores, le restan tres partidos por disputar en el Campeonato Brasileño. Actualmente, ocupan la posición número 18 y se encuentra a cuatro puntos de salvar la categoría.

Debido a esto, el vicepresidente de fútbol de la institución, Denis Abrahao, declaró en una rueda de prensa que “casi todos” esos jugadores que no volverán a sumar minutos con la camiseta Tricolor este año “están con la cabeza en otro lugar”.

De tal manera, el técnico Vágner Mancini se quedará con solo 25 jugadores a su disposición para los últimos tres partidos de Liga, en los que intentarán a como dé lugar “salir de la zona infernal” en la que se encuentra el club.

Además, el directivo reveló que Luiz Fernando y Everton “querían salir ya de vacaciones”, mientras que Léo Gomes dijo que “lleva dos años sin jugar al fútbol por lesión”. Sobre Léo Pereira, que se encuentra cedido por el Ituano, aseguró que “no es del Gremio y no se quedará” con el equipo de cara a la próxima temporada.

“Pablo Miranda no está en los planes para el año que viene. Guedes está lesionado y va a seguir un tratamiento, y Pyerre no está afín y no quiere jugar. Está incómodo”, completó Abrahao.

Eso sí, el vicepresidente aseveró que fue él quien decidió apartar a los siete futbolistas, una decisión que tuvo el aval de la comisión técnica y que no ha encontrado resistencias dentro del vestuario. También subrayó la necesidad de trabajar con “menos gente y más concentrados de aquí al último partido”.

“Ahora es matar o morir. Basta de angustia. O ganas o estás fuera. Espero que la camiseta de este club sea honrada, es lo que espero”, finalizó.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.


TE PUEDE INTERESAR