De visitante, América de Cali goleó a Pereira con un contundente 5 a 1
De visitante, América de Cali goleó a Pereira con un contundente 5 a 1

Los Diablos Rojos fue muy superior ante la Furia Matecaña en el encuentro correspondiente a la fecha 20. El gol del partido para el local lo anotó Henry Rojas (20' 1T). Mientras que los goles de visitante los hicieron Marlon Torres (2' 1T), Adrián Ramos (31' 1T, de penal), Larry Angulo (34' 1T), Déinner Quiñónes (11' 2T) y Jeison Lucumí (23' 2T, de penal).

Una gran jugada de los Diablos Rojos, a los 2 minutos del primer tiempo, fue la que movió el marcador gracias a Marlon Torres. Después de recibir un pase de Jeison Lucumí, el defensor la colocó desde el área grande al palo derecho y abajo. ¡Imposible para el arquero!

José Valencia generó peligro a los 76 minutos de la segunda etapa, pero su disparo terminó impactando en uno de los palos y Pereira no pudo descontar.

El mejor jugador del partido fue Larry Angulo. El centrocampista de América de Cali marcó 1 gol, hizo 55 pases claves, robó 2 pelotas y buscó 2 veces el arco contrario.

Déinner Quiñónes se destacó también en el estadio Hernán Ramírez Villegas. El atacante de América de Cali anotó 1 gol, disparó al arco contrario en 2 oportunidades y efectuó 10 pases correctos.

Fue un partido muy disputado y con faltas de ambos lados. Hubo varios amonestados: Jhonny Vásquez, Emiro Garcés, Marlon Torres, Cristian Arrieta y Larry Angulo.

El técnico de Pereira, Alexis Márquez, propuso una formación 4-5-1 con Harlen Castillo en el arco; Jherson Mosquera, Danny Cano, Diego Peralta y Cristian Flórez en la línea defensiva; Jhonny Vásquez, Jorge Bermúdez, Bryan Castrillón, Henry Rojas y Wilfrido de la Rosa en el medio; y Brayan León en el ataque.

Por su parte, el equipo de Juan Carlos Osorio salió a la cancha con un esquema 4-3-3 con Diego Novoa bajo los tres palos; Cristian Arrieta, Kevin Andrade, Marlon Torres y Pablo Ortiz en defensa; Jeison Lucumí, Luis Alejandro Paz y Larry Angulo en la mitad de cancha; y Déinner Quiñónes, Adrián Ramos y Gustavo Torres en la delantera.

Bismark Santiago Pitalua fue el árbitro que dirigió el partido en el estadio Hernán Ramírez Villegas.