ya cuenta con un competitivo oficial en Perú. Liga de Videojuegos Profesional (LVP) en alianza con el grupo El Comercio, Riot Games, Claro Perú y la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) organizan Claro Gaming Stars League.

En este torneo, los ocho mejores equipos de Perú buscan el ansiado ascenso a la Liga Latinoamérica. Curiosamente, en el Apertura ganó Incubus, un club que no era el favorito en la etapa eliminatoria.

Instinct Gaming fue el equipo que más se destacó en la fase regular del Apertura; no obstante, cayó ante Deliverance Esports por tres a dos en las semifinales. Incubus, por otro lado, venció a Deliverance al inicio de los playoffs y luego le ganó a Polaris Gaming para clasificarse a la gran final.

La primera partida de la final se la llevó Incubus tras 40 intensos minutos. Los demonios se llevaron cuatro dragones y lograron sacar una ventaja de 15 asesinatos. Deliverance respondió en el segundo encuentro con un impresionante desempeño de “CaTzZz”, el tirador que cerró la partida con 17 asesinatos y solo una muerte.

La serie se extendió hasta la quinta partida, la cual se cerró al minuto 32 con una impactante victoria de Incubus. Con cuatro dragones, la bonificación de Nashor y 12 asesinatos en la bolsa lograron cerrar el partido.

“El equipo ha tenido un camino con bastantes tropiezos”, explica Deliverance antes de la final

“Me gustó mucho el formato de la competencia y la evolución que ha tenido la liga con respecto a transmisión, contenido y parte gráfica que se ve más fresca y llamativa. Deliverance ha tenido un camino con bastantes tropiezos en el que hemos ido de menos a más y donde tanto los jugadores como el coach han sabido manejar las situaciones para poder salir adelante siempre. Espero una final bastante reñida y atractiva donde los dos equipos lo den todo para llevarse la victoria”, explicó Miguel De Dios, dueño de Deliverance Esports al medio El Comercio.

Incubus no se queda atrás de cara a la serie de cinco partidas

“(El torneo) Ha sido muy diferente al del año pasado. Nos ha exigido constantemente, por eso teníamos la necesidad de identificar y corregir nuestros errores. Hasta ahora nuestro camino ha sido en ascenso y eso en gran parte por la disposición del equipo a mejorar semana a semana. Para esta final venimos muy preparados, algunos jugadores del equipo ya han jugado finales y para otros este ha sido su primer split. Por eso, esta final nos traerá muchas emociones juntas que esperamos se disfruten plenamente obteniendo el campeonato”, detalla Gian Carlo Prudenci, representante de Incubus.