Los mercados de fichajes de funcionan de forma similar al fútbol. Una vez que acaba la temporada, algunos pro-players de las diferentes ligas competitivas tienen la opción de recibir ofertas y negociar su traspaso.

Por supuesto, no siempre el juego es limpio. Recientemente, se dio a conocer el caso de investigación a G2 Esports y Cloud9 por presuntamente haberse coludido para bloquear el fichaje de un jugador.

Hablamos de la venta de uno de los ‘mid-laners’ más conocidos de Europa, “Perkz”. El medio Dot Esports reporta que el jugador tiene prohibido jugar para Fnatic, rival número uno de G2, durante tres años.

Todo parece indicar que cuando se realizó el traspaso del jugador de G2 a Cloud9 en 2020, se incluyó un clausula para impedir la contratación de parte de Fnatic (hasta 2023). Este último club denunció el caso ante Riot Games para que se iniciara una investigación.

Curiosamente, la empresa detrás de League of Legends explicó que en el reglamento de LoL Esports no tienen legislación al respecto. G2 y Cloud9 no serán sancionados por el caso, pero se dejó en claro que los equipos no están en la obligación de respetar o cumplir los acuerdos que obstruyan el fichaje de un jugador por otro club.

Escucha Dale Play en y . Sigue el programa todos los domingos en nuestras plataformas de audio disponibles.