Max Verstappen se lleva el Gran Premio de los Estados Unidos. (Foto: F1)
Max Verstappen se lleva el Gran Premio de los Estados Unidos. (Foto: F1)

Fue un emocionante Gran Premio de los Estados Unidos, la fecha 17 del campeonato de la , donde  (Red Bull) prevaleció en el final ante  (Mercedes) y pudo alcanzar su octavo triunfo en la temporada. En el Circuito de las Américas en Austin, Texas, hubo 400 mil personas en todo el fin de semana en lo que fue una fiesta del automovilismo.

Fue una maniobra ajustada la de Hamilton ya que Verstappen se fue hacia la izquierda para no dejarle espacio a su rival, pero al ver que el británico logró llegar adelante a la cuerda para encarar la primera curva, Max decidió levantar para evitar el roce. Luego Sergio Pérez (Red Bull) pudo haber superado su compañero de equipo, pero Checo le perdonó la posición al neerlandés, considerando su pelea por el campeonato.

Sin embargo en los giros iniciales la lucha fue sin cuartel entre Hamilton y Verstappen con una diferencia de menos de un segundo. El neerlandés mostró un buen ritmo y el inglés se lo comunicó a su equipo por radio: “es más rápido que yo”, dijo Lewis en la vuelta seis.

En la décima vuelta Max ingresó a boxes para hacer su cambio de neumáticos, en la que puso gomas duras. Fue una parada temprana del neerlandés apuntando a tomar la punta cuando Hamilton cumpla con su detención. De hecho el inglés cumplió con su recambio en la ronda 14ª, pero cuando volvió a pista perdió el liderazgo con Verstappen.

Al promediar la carrera la diferencia entre Verstappen y Hamilton fue de 3,4 segundos. El británico logró reducir la distancia con su oponente. Los dos pusieron gomas, cuyo desgaste es más lento con el correr de las vueltas generaron una mejor adherencia a los competidores.

Ya en el giro 29 (de 56) la distancia entre el primero y segundo se redujo a 2,9 segundos y fue una muestra del rendimiento del auto de Hamilton. Por eso en el giro siguiente se detuvo Verstappen en los boxes y luego de 18 vueltas con las gomas duras, su equipo le puso otro juego del mismo compuesto.

Lewis recuperó el mando con la detención de Max, que tras el segundo ingreso de su compañero, Checo Pérez, volvió a ponerse segundo y en las últimas 25 vueltas la competencia empezó a crecer en emoción.

Aunque la diferencia 13 segundos que sacó Hamilton le permitió hacer una segunda detención (38ª vuelta) que fue de 2,4 segundos, que al regresar a la pista, quedó segundo a 9,4 segundos de Verstappen.

La estrategia de Mercedes fue darle gomas duras nuevas a Hamilton en el último tramo de la carrera y que pueda acercarse a Verstappen en los últimos giros. El manejo del británico fue impecable y redujo la diferencia vuelta tras vuelta.

En la ronda 41, la diferencia fue de 7,3 segundos, y cuatro giros más tarde fue de 3,4 segundos. A falta de cinco vueltas Hamilton quedó a 1,6 segundos. Sin embargo, Hamilton no logró alcanzar al neerlandés, que pudo alcanzar su octavo triunfo en la temporada y mantuvo el liderazgo del campeonato.

Fue una victoria clave ya que en la previa el análisis apuntó a que la pista norteamericana era más apta para Mercedes y en particular al coche de Hamilton, que viene con un motor a combustión nuevo, que estrenó en la pasada fecha disputada en Hungría.

“Gracias a todo el público por tanto apoyo”, dijo Sergio Pérez que tuvo problemas en la hidratación de su auto y el mexicano cumplió con una gran faena al terminar tercero.

“Quiero felicitar a Max que hizo un gran trabajo. Fue una carrera muy dura, pero al final del día ellos tuvieron la ventaja. Correr ante este público es la aceptación de los fanáticos a la F1. Tenemos Miami el año próximo y con seguridad será con tanto público como en esta carrera”, dijo Hamilton.

“Perdimos en la largada y fuimos agresivos. Sufría en las curvas de alta velocidad y en las últimas vueltas fue muy divertido. Es increíble estar aquí y ver tanta gente en la pista”, contó Verstappen.

Durante todo el fin de semana hubo 400 mil personas en un fin de semana de carrera. El fervor por la Máxima generó una revolución de aficionados que colmaron el escenario texano.

Tras la competencia en este circuito, quedarán apenas cinco competencias para dirimir el título: GP de la Ciudad de México (7/11), GP de San Pablo (14/11), GP de Qatar (21/11), GP de Arabia Saudita (5/12) y GP de Abu Dhabi (12/12).


La previa del GP de Estados Unidos

Horarios para ver el GP de Estados Unidos

  • Estados Unidos – 12.00 p. m. hora de Los Ángeles
  • Perú – 2.00 p. m.
  • México – 2.00 p. m.
  • Ecuador – 2.00 p. m.
  • Colombia – 2.00 p. m.
  • Estados Unidos – 2.00 p. m. hora de Texas
  • Estados Unidos – 3.00 p. m. hora de Miami
  • Paraguay – 3.00 p. m.
  • Bolivia – 3.00 p. m.
  • Venezuela – 3.00 p. m.
  • Chile – 4.00 p. m.
  • Argentina – 4.00 p. m.
  • España – 9.00 p. m.
  • Uruguay – 4.00 p. m.
  • Brasil – 4.00 p. m.
  • Inglaterra – 8.00 p. m.
  • Portugal – 8.00 p. m.
  • Italia – 9.00 p. m.
  • Francia – 9.00 p. m.
  • Alemania – 9.00 p. m.
  • Países Bajos – 9.00 p. m.

Canales para ver el GP de Estados Unidos

  • Perú: ESPN 2 y Star+
  • Chile: Fox Sports
  • México: Fox Sports 3
  • Estados Unidos: ESPN+, TUDN
  • España: Movistar+ y DAZN

Verstappen tiene la gran posibilidad de agrandar su ventaja y tiene un panorama favorable, luego de liderar la clasificación de este sábado. El neerlandés se quedó con la pole position tras superar de manera ajustada a Hamilton, quien iniciará en el segundo lugar de la parrilla.

No obstante, no es la única buena noticia de Red Bull, dado que Sergio Pérez arrancará en el tercer puesto y eso genera muchas posibilidades de que puedan alcanzar al menos el podio.

En tanto, Mercedes vive lo contrario con su otro piloto, dado que Valteri Bottas quedó cuarto, pero tendrá que salir desde la novena posición debido a la penalización por un cambio de motor. Recordemos que el finlandés venía motivado, tras ganar el GP de Turquía hace unas semanas.

El español Fernando Alonso (Alpine), doble campeón mundial (2005 y 2006), concluyó en el 14º lugar pero arrancará el domingo desde la parte final de la parrilla por su cuarto cambio de motor de la temporada.

El alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), otro ex campeón del mundo, y el británico George Russell (Williams) acompañarán a Alonso por estar también por encima de los tres cambios permitidos durante la campaña.

TE PUEDE INTERESAR