Marko Carrillo: “Me gustaría que no me den un premio por medalla, sino que ese valor me lo den como inversión en mi preparación”. (Instagram)
Marko Carrillo: “Me gustaría que no me den un premio por medalla, sino que ese valor me lo den como inversión en mi preparación”. (Instagram)

le dio al Perú dos de las 145 medallas que obtuvo la delegación nacional en los en Valledupar. El tirador de 34 años se alzó con la de oro en pistola tiro rápido a 25 metros y la de bronce en pistola de aire a 10 metros, confirmando así su buen desempeño en este tipo de eventos. En Santa Marta 2017, se llevó también la misma cantidad de preseas (aquella vez fue una dorada y otra de plata).

Sin embargo, a diferencia del camino a Santa Marta, donde Marko tuvo entre cinco o seis competencias previas a la cita bolivariano, esta vez la situación fue distinta. Carrillo no pudo tener ningún evento preparatorio y solo con sus entrenamientos en Lima compitió frente al resto de participantes. La Federación Deportiva de Tiro les informó a inicios de año que, debido al recorte presupuestal anual, solo podían participar en tres eventos internacionales: los Bolivarianos 2022, los Juegos Suramericanos y el Panamericano de Tiro de Lima.

Pese a la compleja situación y sin eventos internacionales previos, Marko Carillo ganó dos medallas en Valledupar y comenzó de forma alentadora su camino hacia los Juegos Olímpicos París 2024. El tirador nacional conversó con Depor para dar detalles de lo que fue su participación en Colombia y cómo afrontará un año con tan pocas competencias.

Lograste dos medallas en estos Bolivarianos, al igual que en 2017, ¿qué balance haces de tu participación en Valledupar?

En Santa Marta fueron oro y plata, en modalidades diferentes. En pistola de aire no agarré, esta vez sí con la medalla de bronce. En tiro rápido tenía la de plata y ahora fue la de oro en Valledupar. Estoy contento por la participación, tenía un poco más alta la expectativa, tenía una prueba mixta también, pero el deporte es así de impredecible en la recta final y seguimos trabajando para los eventos que vienen. Fue un resultado positivo en los Bolivarianos.

Con dos medallas, ¿se puede decir que el balance fue bueno?

Sí, en la pistola de aire me clasifiqué primero en la ronda previa con el puntaje más alto y en la final ya tuve la medalla de bronce, remando también, porque estuve a poco de irme sin medalla. En la pistola de tiro rápido, si más bien tuve un problema con el arma, que es algo recurrente porque se dispara con una pistola semiautomática y pueden presentar problemas mecánicos. Eso hizo que mi ronda de clasificación no haya sido acorde a lo que veníamos entrenando aquí en Lima. A Al final me las arreglé y pude llevarme el oro.

¿Qué pasó con el arma?

Hubo una falla mecánica de arma, porque el percutor que tiene la pistola se había ensuciado y a la vez se había roto, tengo dos pistolas para esa modalidad y tuve que usar la que tengo de backup para terminar la ronda de clasificación y llegar a al final. Solo me pasó a mí, pero atendimos la emergencia sobre la marcha, porque hicimos un cambio rápido para no ralentizar el proceso de competencia del resto de competidores, pude terminar la clasificación; luego ya estuve primero durante la etapa semifinal y final.

¿Todos deben tener un arma de respuesta?

No es obligatorio que todos tengan una arma de backup, pero sí es permitido que se tenga dos armas para esta modalidad, porque está contemplado dentro de los parámetros que puedan haber ese tipo de fallas y que a veces no se puedan reparar en ese momento; por eso, es mejor tener un arma de backup, tenerla almeada, centrada a la vista para la competencia Los resultados se dieron como se venían practicando en Lima, porque parte del entrenamiento es practicar con ambas pistolas, que son muy similares.

En tiro fue uno de los deportes que más medallas nos dio en los Bolivarianos, ¿qué decir de esta participación de los tiradores peruanos?

Siempre estamos aportando al medallero general de la delegación peruana, esta vez no ha sido diferente, pero por ahí hubo medallas que se nos escaparon, que teníamos prácticamente como ya dabas por descontadas, pero el tema del deporte es así. No es que tengamos la seguridad de aportar cierta cantidad de medallas, pero sí se hace una estadística de cómo hemos ido progresando año a año, la cantidad de medallas que hemos aportando en cada torneo, eso se encarga la parte técnica de la Federación Peruana de Tiro. Al final, eso es un poco el resultado del trabajo que venimos haciendo a lo largo del año para este evento y seguimos trabajando para el siguiente evento para que se pueda replicar o mejorar.

¿Qué competencias tuviste este año a modo de preparación para los Bolivarianos?

Este año no he tenido ninguna competencia. La federación, de hecho, ha sido bien clara con nosotros que este año solo vamos a tener tres eventos internacionales, de los cuales uno de ellos eran los Bolivarianos, el próximo son los Juegos Suramericanos de Paraguay y el evento principal es el Panamericano de Tiro que será en Lima. Por ahí, en el mes de marzo, casi empezando abril, hubo una Copa del Mundo en Brasil, donde asistí con mi compañero Kevin Altamirano con mis fondos propios y también de la federación, que me apoyó con los pasajes y las inscripciones. Fue el único evento que asistí, pero lamentablemente no pude desarrollar la competencia, porque no llegaron mis armas. La compañía aérea las extravió y no pudimos llegar con las armas a tiempo, luego las recuperamos, pero ya cuando salíamos de Brasil, entonces, nuestra participación este año ha sido nula, no hemos tenido mayor competencia y eso es un tema también que hay que recalcar. Usualmente, el Estado o las entidades deportivas, como el IPD y el Comité Olímpico, salen a dar un poco la cara cuando ya hay resultados, pero a veces no se empapan en el tema del apoyo económico, eso es lo más importante para los deportistas, tener siempre la solvencia de la federación, que a su vez nos comenta que han sido limitadas en recursos por el tema del presupuesto anual para el deporte. Es un poco complicado, yo siempre lo digo, me gustaría que los premios que uno reciba no los reciba como premios, sino como parte de una preparación para que se pueda tener más resultados. Que no me den ningún premio por alguna medalla, y que esa inversión del premio o que ese valor del premio me lo den como una inversión en mi preparación para conseguir medallas, no cuando ya se obtuvo, sino antes para conseguir más. Esto es una crítica abierta, siempre lo he dicho, tanto a la federación, que a veces trata de hacer lo que puede con los recursos que tiene, al IPD, al Ministerio de Educación y de quien dependa el tema del presupuesto del deporte nacional.

Como te sientes; ¿por eso, competir sin una previa participación internacional?

Es un poco frustrante el llegar sin menor roce deportivo, porque vez que, en la región, tus competidores o tus rivales sí lo están haciendo. Muchas veces el apoyo de los gobiernos, del Estado o de cada país que invierte en l preparación de sus deportistas es mayor al inicio de un ciclo olímpico, a nosotros este año nos ha afectado el tema del presupuesto, la distribución del presupuesto para el deporte, porque la federación fue clara a inicio de año, solamente tres eventos y no íbamos a tener mayor apoyo., eso opaca el trabajo que uno viene haciendo, que uno no se siente con un soporte que debería tener para ese tipo de eventos, llegar solo con tu preparación interna es complicado, porque se necesita en el alto rendimiento el roce competitivo para tener buenos resultados. Muchos de nuestros rivales en Valledupar venían de un campeonato clasificatorio para los Juegos Centroamericanos, o sea, estaban ‘fresquecitos’ en competencia y se notaba. Guatemala quedó primero en el tiro, nosotros segundos, y se nota que ellos han tenido mayor preparación.

¿Cómo tomaste cuando te dice la federación que solo tendrán tres eventos este año?

Es un poco incomodo, porque esperaba que el apoyo fuera como en otros años, al inicio del ciclo olímpico siempre tenemos programado cuatro o cinco eventos durante el año de forma internacional y este año no nos han dado. El año pasado, tuvimos solo Juegos Olímpicos, yo asistí después a una Copa Sudamericana, la cual me costó a mis recursos económicos, y gané la medalla de oro. Este año, ya no me he podido dar el lujo de asistir a algún evento preparatorio con mis recursos, porque no tengo auspiciadores, no cuento con patrocinio de empresas privadas, esto como que limita un poco las actividades del deporte en alto rendimiento. Cuando uno está en ese nivel, se necesita tener más roce de competencias y eso solo se consigue compitiendo en el extranjero, teniendo base de entrenamiento con los rivales que son más fuertes. Eso desalienta a veces a uno incluso para continuar con la carrera deportiva, es un poco complicado, pero es así de frio, si uno no tiene apoyo, para perjudicarse en lo económico tampoco está uno. Yo quiero a mi bandera, me siento orgulloso de representar a mi país, pero también soy padre de familia, tengo responsabilidades con mis hijos y no pienso tocar más de mis ahorros o perjudicar mi economía por esta pasión de mi deporte o de representar a mi país.

¿El problema no es netamente de la federación, sino del presupuesto que le da el IPD?

Es un tema que es muy observado, por la distribución correcta del presupuesto dentro de la federación, es un poco complicado, pero sí más pasa por el tema presupuestal anual que hay un apoyo a las diferencias federaciones. Tengo entendido que el IPD hace desembolsos por partes, con reducciones a lo que puedan obtener como recursos adicionales, toda esa falta de circulación del presupuesto afecta a que no se pueda organizar de manera correcta los presupuestos y las proyecciones que las federaciones tienen.

Al final, el más afectado es el deportista...

Sí, siempre la cara visible es la deportista, cuando no hay resultado o hay problemas, la culpa es netamente del deportista o de su equipo de trabajo, pero al contrario, cuando hay resultados, todos quieren hacerse la foto con el deportista , hay reconocimientos, premios, para demostrar a veces que hay algo que dar o que se está haciendo un reconocimiento, pero quienes damos la cara o representamos a toda la nación somos los deportistas y nuestro equipo de trabajo, que a veces es muy criticado cuando no se dan los resultados.

Antes de que te digan que solo iban a participar en tres eventos, ¿cuántas competencias habías planificado este año?

Teníamos tabulados como siete competencias hasta final de año, incluida la que va a hacerse en Lima, la de acá no, genera un gasto tan grande como el hecho de desplazarse en vuelo y demás porque es acá en Perú, no hay tanto gasto en eso, sí en lo demás, peor era una competencia que estaba dentro de esas siete. Las otras que son de nivel de ciclo olímpico, que son Bolivarianos y Juegos ODESUR, no estaban contadas, porque no son competencias a las que uno va con recursos de la federación, usualmente se venían manejando a través de recursos del Comité Olímpico, no sé este año qué diferencia ha habido, pero siempre ha sido así.

Es un duro inicio de ciclo olímpico con miras a Paris 2024

Sí, este es mi tercer ciclo olímpico, es duro, diferente, los deportistas tratamos siempre de adaptarnos a lo que hay, pero no por eso estamos contentos con la forma en la que se está dando. A pesar de las adversidades, nosotros ponemos la mejor cara, nos esforzarnos al máximo y de buena manera seguimos teniendo buenos resultados, pero no siempre se va a dar así, no es lo usual. Si uno no tiene apoyo, lo usual es que no haya resultados. El resultado llega cuando hay apoyo, inversión, cuando hay todo un equipo de trabajo atrás funcionado correctamente, sino se pueden pagar planillas, si no se puede pagar sueldos para une quipo de trabajo, entonces el resultado tampoco va a darse. Los deportistas de alto nivel necesitamos un psicólogo un preparador físico, un nutricionista y además de un entrenador. Si no hay para pagar esas planillas, estamos hablando de que no va a haber este soporte ni un plan de trabajo.

Los Bolivarianos han marcado el inicio rumbo a París, ¿ya hay eventos clasificatorios este año?

Sí, empieza este año, el Campeonato Panamericano de Lima que será en noviembre ya entrega cupos olímpicos para París. Nos estamos preparando de la mejor manera, dentro de la limitación del recurso que hay, para que el evento que tenemos en casa podamos destacar. Me estoy esforzando lo más que pueda, dejando actividades personales, para poder destacar de la mejor manera en este evento y cumplir mis objetivos. Vamos a esforzarnos para conseguir unas cuotas olímpicas aquí en casa.

¿El objetivo es buscar la clasificación este año a París?

Sí, de todas maneras, es mi objetivo más importante para este año. Si bien los Bolivarianos y ODESUR son importantes, mi meta para este año es asegurar la clasificación lo más ante posible. Luego tenemos lo Panamericano se Santiago el próximo año para clasificar a París y también ese año hay un Campeonato Panamericano más que son los torneos a nivel región que tenemos más cerca, pero la idea es asegurar la cuota a París lo antes posible.

¿Con el tema del apoyo de la empresa privada, te fastidia o incomoda que no llegue?

Es un poco frustrante, no tanto fastidio, porque lo veo también como un desinterés o desinformación por parte de la empresa privada. He tocado algunas puertas, pero no he tenido buenos resultados, no he tenido el apoyo esperado, a pesar de ser deportista olímpico y medallista panamericano, pero no depende de mí. No puedo forzar a nadie a brindarme su apoyo o que me dé su patrocinio. Me gustaría contar con un apoyo, pero a veces es un poco complicado llevar a la par el tema de estar en la búsqueda de un patrocinio, porque también te desconcentra a la hora de entrenar en el alto rendimiento.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR