Tampoco pudo obtener la medalla de consuelo en los Tokio 2020. Luego de caer en semifinales ante Alexander Zverev, Novak Djokovic enfrentó al español Pablo Carreño por la medalla de bronce, rival ante el cual perdió.

Ante un irreconocible Djokovic, Carreño se impuso por 6-4, 6-7 (6/8) y 6-3 para lograr la 13ª medalla del tenis español en unos Juegos Olímpicos y la cuarta en el torneo individual masculino tras las ganadas por Jordi Arrese (plata e 1992), Sergi Bruguera (plata en 1996) y Rafael Nadal (oro en 2008).

Quizá afectado aún por la sorprendente derrota de la víspera contra Alexander Zverev (perdiendo ocho juegos consecutivos cuando tenía el partido encarrilado en el segundo set), por el cansancio (era su 9º partido en una semana, contando el dobles mixto, y el 7º en apenas 72 horas) y por el sol a primera hora de la tarde, Djokovic jugó un partido irreconocible, cometiendo muchos más errores de los habituales.

Es la segunda derrota consecutiva de Djokovic, que buscaba seguir aspirando al Golden Slam con un oro en Tokio, pero se marchará de la capital nipona sin metal, al menos en el torneo individual.

Aún tiene la posibilidad de ganar una medalla, haciendo pareja con su compatriota Nina Stojanovic, en el partido por la medalla de bronce que tiene que disputar también este sábado contra los australianos Ashleigh Barty y John Peers.

Carreño, por su parte, cierra una excelente semana en Tokio, en la que fue capaz de ganar a los dos mejores tenistas de la actualidad, Djokovic y el ruso Daniil Medvedev (en cuartos de final) y que solo perdió la semifinal contra el también ruso Karen Khachanov.

TE PUEDE INTERESAR