Djokovic continúa enfrentando graves problemas tras negarse recibir la vacuna contra el coronavirus. (Foto: EFE)
Djokovic continúa enfrentando graves problemas tras negarse recibir la vacuna contra el coronavirus. (Foto: EFE)

continúa en el ojo de la tormenta. El tenista serbio confesó que brindó una entrevista a periodistas del medio ‘L’Equipe’ -el pasado 18 de diciembre- teniendo conocimiento que había salido positivo a coronavirus horas antes.

El deportista explicó que no deseaba quedar mal con los comunicadores y que en todo momento cumplió con los protocolos de seguridad. “Me cuidé de mantener el distanciamiento social y usé mascarilla, salvo cuando me tomaron la fotografía”, señaló en una carta.

“Aunque fui a casa después de la entrevista para aislarme durante el periodo requerido, al reflexionar, esto fue un error de criterio y acepto que debí reprogramar este compromiso”, añadió el balcánico.

Sin embargo, los problemas aún continúan para el popular ‘Nole’. De acuerdo con ‘The Guardian’, el tenista estaría expuesto a una multa o tres años de cárcel en su país por romper el aislamiento social obligatorio después de salir positivo a una prueba de coronavirus. Según información del mencionado medio de comunicación, Djokovic vulneró el artículo 248 del código penal serbio.

Djokovic ya conoce al rival para debutar en el Abierto de Australia

En medio de la incertidumbre, por el caso de Djokovic, se realizó el sorteo del Abierto de Australia. De entrada, la ceremonia fue retrasada por una hora y cuatro por la organización y luego se desarrolló, aunque con las dudas por saber si el serbio será deportado.

En el cuadro principal del , ‘Nole’ se medirá a su compatriota Miomir Kecmanovic en la primera ronda. De todos modos, el deportista sigue pendiente de la decisión del ministro de Inmigración australiano Alex Hawke. Sobre ese tema, los medios locales indicaron que todavía no hay fecha para conocer la resolución.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.


TE PUEDE INTERESAR