Alianza Lima se prepara para volver a las canchas con la Copa Nacional de Vóley. (Alianza Lima)
Alianza Lima se prepara para volver a las canchas con la Copa Nacional de Vóley. (Alianza Lima)

¡Nuevamente en acción! El equipo de , que dirige Carlos Aparicio, ya conoce a sus rivales en la Copa Nacional de Voleibol Movistar, que se disputará desde el próximo 18 de noviembre en el Polideportivo de Villa El Salvador con la participación de seis clubes.

Tras el sorteo realizado este miércoles, Alianza Lima quedó encuadrado en el grupo B junto a Regatas Lima y Géminis. Mientras que Universidad San Martín, Jaamsa y Rebaza Acosta integran la llave A.

Para el estratega blanquiazul, el objetivo es pelear los primeros lugares del torneo, para lo cual Alianza Lima deberá ubicarse entre los dos primeros de su grupo, con el fin de poder avanzar a la etapa semifinal y tentar un puesto en el podio.

Aparicio aseguró que en esta vuelta a la competencia no se puede hablar de favoritos. “Me era indiferente estar en un grupo o en otro. Lo importante es volver a la actividad y que Alianza Lima vuelva a dar espectáculo, lo que siempre nos ha caracterizado. Tenemos un muy buen coliseo para la práctica del voleibol y debemos aprovechar esto para el buen desarrollo de nuestro deporte”, manifestó Aparicio.

Según el sistema de competencia, en la primera fase se jugarán dos rondas de todos contra todos en cada grupo.  Los equipos que terminen en primera y segunda posición de cada grupo clasificarán a la etapa semifinal, mientras que los últimos rivalizarán por el quinto y sexto puesto.

Posteriormente, los cuatro clasificados se enfrentarán en semifinales en una serie de todos contra todos. Los dos mejores definirán el título al mejor de tres partidos, en tanto que los otros dos clubes chocarán por el tercer puesto del certamen.

Se pone a punto

Actualmente, las chicas acuden al campo de El Olivar de Jesús María tres veces por semana, divididas en dos grupos, decididas a recuperar el tiempo perdido y llegar en el mejor nivel posible al torneo extraordinario que la Federación Peruana de Voleibol ha programado para cerrar una temporada atípica y marcada por el Covid-19.

A pesar de haber vuelto a los entrenamientos presenciales a inicios de octubre, las jugadoras han venido ejercitándose de manera virtual en los últimos siete meses, exigiéndose en casa para no perder la forma física y sin perder de vista sus objetivos individuales y colectivos.

“Desde que se declaró la pandemia, las chicas han seguido entrenando desde casa, sobre todo trabajando el aspecto físico y realizando algunos trabajos técnicos. A cada jugadora se le entregó un balón para que entrenen con él”, señala Aparicio.

El DT de las íntimas sabe que trabajar tres veces a la semana durante una hora no es suficiente, y menos si quieren alcanzar el máximo nivel en el aspecto físico y táctico. Por esa razón, las chicas se reúnen de manera virtual los días que no asisten al Olivar para continuar con su preparación.

“Las jugadoras entrenan de manera presencial, pero después se llevan el balón a casa. Como nosotros entrenamos tres veces por semana la parte técnica en el campo, los días intermedios trabajamos con ellas la preparación física y la parte técnica de manera virtual”, manifiesta.

El entrenador blanquiazul es consciente que el retorno a la alta competencia será difícil para todos los equipos. Es por ello que quiere ir de menos a más con sus pupilas y evitar que alguna se lesione. Apunta a llegar con su equipo completo al inicio de la Copa Nacional de Voleibol, un certamen que, de cierta forma, llenará el vacío de la cancelada Liga Nacional Superior de Voleibol 2019-2020.

“Yo creo que va a ser muy difícil para todos los equipos, han sido muchos meses alejados del campo y eso se puede notar. Por ejemplo, en algunas situaciones de los entrenamientos vemos falta de distancia o fuerza. Estamos yendo de menos a más porque no queremos ninguna lesión. Se ha perdido mucho tiempo, pero sé que poco a poco recobraremos el óptimo estado físico de las chicas”, declara Aparicio.

Los refuerzos

Luego de que la Federación Peruana de Voleibol diera por finalizado, el pasado 27 de marzo, el campeonato oficial a causa de la pandemia, Alianza Lima sufrió la salida de nueve jugadoras del plantel profesional. Sin embargo, el club íntimo no se quedó de brazos cruzados y sumó seis refuerzos (Diana de La Peña, Shanaiya Aime, Yujhamy Mosquera, María Alejandra Ceccarelli, Jade Rodríguez y Aixa Vigil) que serán de gran utilidad para Carlos Aparicio.

“El aporte de las nuevas jugadoras, junto a la experiencia de Shiamara Almeida, Daniela Uribe, Brenda Lobatón y Esmeralda Sánchez, será muy importante para consolidar el equipo. El campeonato extraordinario nos servirá para ir amalgamando nuestra plantilla para la próxima liga”, sostiene Aparicio sobre el prometedor grupo de 18 jugadoras que tiene a su cargo.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS