Hay partidos que pasan a la historia por la rivalidad de los equipos que protagonizan el duelo, por el baile que uno le mete al otro, o por hechos desagradables en las gradas. Aquel -de hace 15 años tuvo todo eso.

El 12 de abril de 2005, el 'Derby della Madonnina' decidiría a un semifinalista de la Champions League de ese año. Los 'rossoneros' habían ganado en la ida 2 a 0, por lo que el 'neroazzurro' estaba obligado a no guardarse nada desde el principio.

Sin embargo, el Milan dominó nuevamente todo el juego y a los 30 minutos se puso en ventaja con un tanto de Andriy Shevchenko. La supremacía del equipo comandado por Kaká y Pirlo colmó la paciencia de los ultras del Inter, que terminaron por 'explotar' cuando el juez anuló un gol de Cambiasso en la segunda mitad.

Cientos de bengalas y bombardas de estruendo comenzaron a caer desde la tribuna 'neroazzurra', lo que obligó a que se paralice el juego por 15 minutos, pero ya era en vano. Una bengala impactó en la espalda del portero del Milan Dida, por lo que el juez acabó el encuentro al minuto 72.

El Milan de Ancelotti superó la siguente instancia y llegó a la final de Estambul ante Liverpool, donde perdió tras una remontada histórica de los 'Reds' en penales luego de ir 3-0 abajo.

Una imagen para la historia

Durante ese momento es cuando una de las cámaras del estadio captó la panorámica del defensa italiano Marco Marerazzi y el delantero portugués Rui Costa viendo ese espectáculo de fuego iluminando las gradas. Una instantánea que pasaría a la historia no solo del derbi más apasionante de Italia, sino del fútbol.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Así se 'mueve' el nuevo padrastro de Neymar en Tik Tok.

TE PUEDE INTERESAR: