Peñarol 0-2 Atlético Paranaense: gol de Pedro Rocha. (Video: Bein Sports) <a href=""></a>
Peñarol 0-2 Atlético Paranaense: gol de Pedro Rocha. (Video: Bein Sports)

Atlético Paranaense se convirtió en el segundo finalista de la Copa Sudamericana este jueves tras vencer a Peñarol en Curitiba. Luego de imponerse 2-1 en la ida, el conjunto brasileño volvió a ganar en la revancha. Pedro Rocha selló el 2-0 del duelo de vuelta (4-1 en el global).

En un contragolpe lanzado por el uruguayo David Terans, un exjugador del Peñarol que anotó uno de los goles del Paranaense en el partido de ida, el conjunto de Curitiba abrió el marcador en el minuto 24 por intermedio de Nikao.

Peñarol, ya en desventaja y necesitando de tres goles, insistió y dos minutos después por poco empata con un cabezazo de Agustín Álvarez Martínez que se estrelló en el travesaño defendido por Santos.

Y cuatro minutos después del gol, Juan Ramos recibió un pase dentro del área y fue derribado por Erick. El árbitro pitó el penal, pero Santos salvó al Paranaense al atajarle el disparo a Ceppelini.

El penal desperdiciado no desanimó al Peñarol, que se mantuvo en la ofensiva el resto del primer tiempo.

Pese a la presión del Peñarol, Paranaense logró administrar su ventaja y fue más peligroso con sus contragolpes que los uruguayos con el balón dominado.

Esta estrategia rindió frutos en el minuto 80 cuando Pedro Rocha, que había ingresado pocos minutos antes en el lugar de David Terans, amplió el marcador tras recibir dentro del área una asistencia de Nikao.

La victoria del conjunto de Curitiba garantizó el pleno de los clubes brasileños en las decisiones de los dos torneos continentales este año, ya que la final de la Libertadores será disputada por Flamengo y Palmeiras.

Paranaese, campeón de la Sudamericana en 2018 y que busca convertirse en el primer brasileño en alzar dos veces el título, se medirá en la final a partido único, el 20 de noviembre próximo en el estadio Centenario de Montevideo, al Bragantino, que eliminó en semifinales al Libertad paraguayo y disputará la primera final de un torneo continental en sus 93 años de historia.