Ter Stegen cierra un círculo en FC Barcelona (Foto: EFE)
Ter Stegen cierra un círculo en FC Barcelona (Foto: EFE)

Hoy hace justo un año que Bartomeu, colgado de su teléfono, buscaba a contracorriente un técnico para relevar a Valverde. El Barça acababa de quedarse fuera de la final de la Supercopa y nadie se imaginaba que estaba empezando uno de los peores años de la historia del club. 3 técnicos distintos, la crisis del Covid, escándalos extradeportivos, la debacle de Lisboa, el burofax de Messi pidiendo salir, la moción de censura contra la directiva y la dimisión de Bartomeu.

Un buen combo para un club que, un año después, vuelve a encontrarse con lo que supuso el inicio del fin, la Supercopa. Ganarla puede ser el remedio que empiece a cicatrizar la herida y que permita al culé mirar con optimismo al futuro. De momento, el primer paso está hecho.

Sin Messi, el equipo compitió y dejó la gloria para Ter Stegen, un portero que marca diferencias, y la valentía de Riqui Puig. Un paso más en la progresión de los de Koeman, que poco a poco vuelven a ver luz al final del túnel y ya esperan rival en la final.

TAGS RELACIONADOS

TE PUEDE INTERESAR: