De tener el cuerpo de exfutbolsita a brillar en el City: la historia de Ilkay Gündogan, la 'máquina' alemana

Ilkay Gündogan se mantiene en la élite del fútbol mundial, aunque su historia pudo cambiar debido a lesiones considerables. De dejar de jugar más de un año a llegar al Manchester City : esta es su historia.

De tener el cuerpo de exfutbolsita a brillar en el City: la historia de Ilkay Gündogan, la 'máquina' alemana. (Diseño: Depor)

De tener el cuerpo de exfutbolsita a brillar en el City: la historia de Ilkay Gündogan, la 'máquina' alemana. (Diseño: Depor)

De tener el cuerpo de exfutbolsita a brillar en el City: la historia de Ilkay Gündogan, la 'máquina' alemana. (Diseño: Depor)

Con 23 años, antes de comenzar la Bundesliga 2013-14 , Ilkay Gündogan le dijo momentáneamente adiós al fútbol, pues una lesión en la espalda que arrastraba desde hacía algunos meses, no le permitió tener actividad y lo relegó no solo de su entonces equipo, el Borussia Dortmund , sino que también lo dejó -al final de temporada- sin el Mundial de Brasil, donde Alemania resultó campeón del mundo. Pero él no se iba a dar por vencido fácilmente.

En este perfil, conoceremos un poco más de uno de los mejores mediocampistas del mundo. Un alemán que desde que apareció encantó por su técnica y tranquilidad para jugar y armar jugadas, y que se le recuerda por armar una gran sociedad con Lewandowski, Reus y Götze en aquel equipazo dirigido por Jürgen Klopp y que se quedó a nada de conseguir la tan ansiada Champions League en la temporada 2012-13.

El fútbol siempre con él

Gündogan de pequeño, en su natal Gelsenkirchen. (Agencias)

Gündogan de pequeño, en su natal Gelsenkirchen. (Agencias)

Gündogan de pequeño, en su natal Gelsenkirchen. (Agencias)

Gündogan nació en Alemania un 24 de octubre de 1990, específicamente en la ciudad minera de Gelsenkirchen. De padres turcos, Ilkay tuvo una fortuna parecida a la de Mesut Özil y Leroy Sané, quienes también provienen de esa ciudad, un barrio de inmigrantes que albergó turcos, africanos, entre otros.

Así como a sus compañeros en la selección alemana, Gündogan siempre le atrajo el fútbol. Es más, en declaraciones anteriores para los medios de su país, él dijo que “no importaba dónde estaba ni adónde iba, siempre llevaba el fútbol conmigo”. Es más, su pasión por el fútbol era tal que convirtió el patio trasero de la casa de sus padres en una especie de campo de fútbol, uno que compartía con sus amigos del vecindario.

Es así como llegó a su primer club: el equipo juvenil de VfL Bochum, donde reafirmó su posición de ser futbolista y mejoró su técnica, habilidades y se desarrolló como jugador. Era tan talentoso que las ofertas no tardaron en llegar: el interés provino de Nuremberg, Dortmund y posteriormente el Manchester City, su club actual.

Una personalidad fuerte

Ilkay es de los jugadores que uno puede identificar como serio, ya que suele sonreír poco dentro del campo, mantiene el enfoque en el juego durante los 90 minutos y, salvo los goles, su rostro no muestra expresión alegre. Es, quizás, un ejemplo de lo que siempre ha sido el jugador alemán: frío, crítico, duro, inexpresivo.

Por ello, especialistas han concordado de que Gündogan es un jugador con una personalidad fuerte. Es ingenioso, apasionado, valiente, un gran amigo, sincero, que le gusta la verdad, los hechos y estar en lo correcto, pero en la intimidad puede ser celoso, reservado. Un apasionado que, a su vez, le da los condimentos perfectos para ser un buen líder.

Amado por Klopp

Gündogan y Klopp siempre mantuvieron buenas relaciones. (Agencias)

Gündogan y Klopp siempre mantuvieron buenas relaciones. (Agencias)

Gündogan y Klopp siempre mantuvieron buenas relaciones. (Agencias)

Tal es así que uno de los mejores entrenadores de la actualidad está agradecido de haberlo tenido como su ‘pupilo’. Jürgen Klopp describió a Ilkay como un “centrocampista inteligente y completo con numerosas habilidades y fortalezas”. Además, resaltó su voluntad y ganas de aprender, pues en sus primeros años como jugador del Dortmund, las cosas no le fueron como él hubiese querido. Pero, lejos de rendirse, sacó a relucir toda su personalidad y superó los obstáculos hasta hacerse fijó en su esquema.

Enamoró al Real Madrid

Gündogan sería el primer fichaje de Guardiola en el Manchester City

Ilkay Gündogan será el primer fichaje de Guardiola en el Manchester City según la prensa inglesa (Getty)

Ilkay Gündogan será el primer fichaje de Guardiola en el Manchester City según la prensa inglesa (Getty)

Durante la temporada 2012-13, el Borussia Dortmund arrasaba de la mano de Klopp y con Lewandowski, Reus, Götze y Gündogan como estrellas del equipo. Tal es así que estuvo cerca de alcanzar la gloria en la Champions League, que la terminó perdiendo en una final épica ante el Bayern Munich. Sin embargo, lo mejor estuvo en las semifinales.

En aquel año, el Dortmund enfrentó al Real Madrid en dos duelos que marcaron un antes y después en el fútbol europeo -y en el club madridista-, pues el Dortmund le demostró al mundo de lo que era capaz, goleando 4 a 1 en el Signal Iduna Park en un recital de buen fútbol. A pesar de que el Madrid ganó en casa, no le alcanzó para eliminar al cuadro alemán.

Durante ese encuentro, Gündogan fue uno de los jugadores que más le gustó José Mourinho y Florentino Pérez, e intentaron llevárselo, pero el jugador se resistió, pues creía en el proyecto de Klopp con el Dortmund y quería madurar más para emigrar, sin saber que una lesión casi lo retira del fútbol.

Lluvia de lesiones

Gündogan llegó a estar más de 400 días inactivo por una lesión a la espalda. (Agencias)

Gündogan llegó a estar más de 400 días inactivo por una lesión a la espalda. (Agencias)

Gündogan llegó a estar más de 400 días inactivo por una lesión a la espalda. (Agencias)

Y esa lesión llegó en el momento menos oportuno. En su apogeo, una lesión de espalda lo alejó de las canchas más de un año, dejándolo con una condición física propia de un exfutbolista. Por aquel entonces, el volante alemán era uno de los jugadores con más pretendientes en Europa: Real Madrid, Barcelona, United y el City lo querían. Tras superar la lesión, dio el gran salto a Inglaterra bajo las órdenes de Guardiola.

En el año 2016, el centrocampista se rompió los ligamentos cruzados en el duelo liguero ante el Watford. Al menos ocho meses estuvo fuera de las canchas para volver y no solo a romperla con el equipo inglés, sino también con la Selección de Alemania bajo las órdenes de Joachim Löw.

Gündogan se lesionó en la rodilla (ligamentos cruzados) en el City. (Agencias)

Gündogan se lesionó en la rodilla (ligamentos cruzados) en el City. (Agencias)

Gündogan se lesionó en la rodilla (ligamentos cruzados) en el City. (Agencias)

Hoy, con 28 años, sigue siendo uno de los mejores centrocampistas del mundo, ya no con el mismo nivel de hace algunos años, mucho menos con la proyección con la que contaba antes de sus lesiones. La calidad la mantiene y está en toda su madurez futbolística, por lo que se espera que retome el liderazgo en Europa en esa posición, por el bien de él, del City y del Mannschaft.

Gündogan: estadísticas

Equipo Partidos Goles Asistencias
Nuremberg (2008-2011)50 7 6
Borussia Dortmund (2011-2016) 179 15 21
Manchester CitY (2016-actualidad) 113 17 17

El único que no quiere jugar el derbi: la pesadilla de Courtois en la previa del Real Madrid vs. Atlético

Un nuevo 'Clásico' en el mercado de fichajes: Barcelona y Real Madrid pelearán por Fabián Ruíz

¡Estás loco, Benavente! La genial pared de taco del peruano para generar el 1-0 del Nantes ante el Lyon

¿Otra vez, Dembélé? El francés vuelve a caer lesionado y queda descartado para el Barza vs. Getafe

Leer comentarios

Cargando siguiente contenido

Abrir en App