Del amor al odio, y viceversa: ¿son Italia y Cristiano los mejores agentes para el resurgir de Mourinho?

El técnico portugués podría volver a la Serie A , y a pedido del propio Cristiano Ronaldo, con quien sostiene una relación ambivalente desde el 2010 cuando coincidieron en el Real Madrid y donde su relación se fue deteriorando.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo y Mourinho en Italia: ¿son 'CR7' y la Serie A los mejores agentes para el resurgimiento de 'Mou'?

Cristiano Ronaldo y Mourinho en Italia: ¿son 'CR7' y la Serie A los mejores agentes para el resurgimiento de 'Mou'?

Existen parejas felices y parejas hostiles. Y otras que caminan entre ambos extremos. Esas que llevan una 'relación de amor-odio'. Por un lado, existe un sentimiento de amor, pero por otro, emerge otro sentimiento de aversión, de rabia, e incluso, de odio. Y bajo esta definición es que se han movido Cristiano Ronaldo y José Mourinho desde hace nueve años, cuando el técnico luso llegó al Bernabéu como flamante técnico del Real Madrid, tras una temporada brillante en Italia en la que, entre otras cosas, había conseguido alzar la Champions League tras vencer en semifinales al mejor Barcelona de todos los tiempos. Y es precisamente en el centro del mar Mediterráneo que esa relación amor-odio podría tomar un nuevo aire, o encontrar un nuevo camino en el mejor de los casos.

El principal diario deportivo italiano 'La Gazzetta dello Sport' asegura que Cristiano habría sugerido el fichaje de Mourinho como sustituto de Allegri en la Juventus. "Dos embajadores excelentes avalan la candidatura de 'Mou'. Uno es, por descontado, Jorge Mendes. El otro es 'CR7'", asegura el rotativo.

'La Gazzeta' apunta a que los malos momentos que pasaron Mourinho y Cristiano habrían quedado en el olvido y que el delantero ha apoyado a 'The Special One' ante la Junta Directiva con buenas palabras. Aunque, sin embargo, la opción parece casi imposible.

El Inter y la final en el Bernabéu

En la famosa noche de los aspersores, Mourinho corría por el Camp Nou con la mano arriba en señal de triunfo y llevando el dedo al cielo en señal de que el número uno.Y sí lo era. Su Inter de Milán de 2010, al que había llegado solo dos años antes, dejaba sin la soñada final en el Bernabéu al Barcelona de Guardiola y Messi (el mejor de todos los tiempos para muchos), para luego alzar la 'Orejona' tras vencer al Bayern Munich.

Dos temporadas del luso en las que puso a la escuadra 'neroazzurra' entre los grandes de la Serie A y, desde luego, del 'Viejo Continente'.  Solo 15 derrotas en los 108 encuentros en los que estuvo al frente del conjunto italiano, al que hizo campeón y supercampeón de Italia, de la Serie A con dos 'Scudettos' y claro está, de la Champions League.

Así celebró Mourinho en el Camp Nou eliminar al Barcelona y acceder a la final de la Champions 2009-10. (Getty / YouTube)

Al Madrid de los récords

Nada más que seis días después de conquistar Europa, lo que era un secreto a voces por entonces se confirmó: la final de aquella Champions en el Bernabéu solo había sido el principio para Mourinho en la capital española, que sería su casa los próximos tres años. 'The Special One' fue presentado como técnico de un Real Madrid que había fichado, una temporada antes, a Cristiano Ronaldo.

Todos los ingredientes estaban puestos sobre la mesa para lo que, creían en la 'Casa Blanca', sería un festín las siguientes temporadas: tenían a uno de los mejores jugadores del momento y al técnico que acababa de ganar la Champions a costa del eterno rival Barcelona. La tan antojada 'Décima' para el Madrid, sin embargo, se dio precisamente una temporada después de la salida del entrenador luso.

Amado y odiado a partes iguales, tanto por jugadores, directivos y aficionados. La llegada de Mourinho marcó un antes y un después en todos los aspectos en el Real Madrid. Su única mancha fue quedarse en semifinales en la Champions League las tres temporadas que estuvo en el blanco, pero sí logró llevarse una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España.

178 partidos oficiales son los que estuvo Mourinho al frente del Real Madrid. Su balance fue de 128 victorias, 28 empates y tan solo 22 derrotas, con un porcentaje de 71,91 de partidos ganados. Además, firmó sus mejores datos goleadores: 475 a favor por 168 en contra; y la famosa 'Liga de los récords'.

En la temporada 2011-12, su Madrid conquistó la Liga con 100 puntos. Nunca ningún equipo había logrado sumar tantas unidades en una misma temporada, ni tampoco tantos goles para conseguirlo. 

Pero alcanzar tales marcas le supuso andar un duro camino en el que, incluso, vio deteriorar sus relaciones con emblemas del club como Iker Casillas o Cristiano Ronaldo, con quien casi se fue a las manos alguna vez.

Cristiano Ronaldo

Mourinho y Cristiano, enfrascados en una abrazo tras un gol del portugués. (Getty)

Mourinho y Cristiano, enfrascados en una abrazo tras un gol del portugués. (Getty)

Su relación 'amor-odio' con Cristiano

Tras ganar la Liga, Cristiano afirmó que Ferguson y Mourinho eran los mejores técnicos que había tenido. "Continuar mi carrera con Mourinho ahora es fantástico para mí, para mejorar todo el tiempo, para seguir aprendiendo, no deseo otra cosa, es fantástico trabajar con él porque en este momento es el número uno", contaba.

Pero poco después, 'Mou' pasó de ser el número uno para Cristiano a no gustarle su planteamiento táctico. De hecho, durante las tres temporadas en Madrid, al técnico siempre se le puso la etiqueta de defensivo, conservador. Algo que distaba demasiado de la forma en que entendía el juego Cristiano. Sobre todo el Cristiano de esos años, preocupado más por sus registros personales de cara al arco.

En los cuartos de final de la Copa del Rey 2012-13, el Real Madrid eliminó al Valencia, pero la llave terminó por romper la relación entre jugador y entrenador. 

'Mou', en los instantes finales de ese choque, le exigió a 'CR7' que baje a defender. Ya en el vestuario, le recriminó que "si llegan a marcarnos un gol al final...", a lo que Ronaldo, airado, respondió en voz alta: "¡Después de todo lo que he hecho por ti, así es como me tratas! ¿Cómo te atreves a decir eso a mí?".

Mourinho, tras unos instantes de duda y en medio de un silencio absoluto, intentó calmar los ánimos asegurando que "yo hablaba por el equipo, porque el equipo necesitaba que bajaras". Pero poco después, Cristiano, todavía encendido, le gritó que "para que lo sepas, muchos piensan como yo aquí, pero no se atreven a decirlo, no tienen las pelotas para decirlo". Fue entonces que los demás jugadores tuvieron que intervenir para evitar que el encontronazo pase a mayores.

Tal vez ese fue uno de los puntos más altos y 'calientes' de la relación de ambos, aunque los años siguientes sirvieron para olvidar ese y otros capítulos o simplemente para negarlos.

" Se escribieron y dijeron muchas cosas que eran falsas o exageradas. La única cosa que puedo decir es que no tengo problemas personales con él. Y creo que él siente lo mismo", dijo el entrenador en el 2017 en una entrevista para la revista francesa 'France France Football' con motivo de la concesión anoche del quinto Balón de Oro a Cristiano Ronaldo.

"Lo que nos unía era las ganas de ganar cosas juntos. La preocupación por el detalle. Pienso que en los tres años que pasamos juntos, él mejoró como jugador conmigo y yo mejoré como entrenador con él. Tengo muy buenos recuerdos con él", evocó.

Y 'CR7' no le cerró las puertas a un posible reencuentro: "¿Por qué no? No guardo resentimientos. Somos profesionales y trabajaría con él otra vez", dijo en el 2014.

Así ha transcurrido la relación entre los portugueses vinculados al fútbol más exitosos de los últimos tiempos. Con un Mourinho que en el 2016 no puso al delantero entre los mejores de la historia (y sí a Messi, Pelé y Maradona), pero que el año pasado en la previa del duelo entre el Manchester United y Juventus, se olvidó de las críticas y aseguró que Cristiano "es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Nadie puede opinar diferente".

Cristiano Ronaldo

'Mou' dirigió a Cristiano durante tres temporadas en el Real Madrid.

'Mou' dirigió a Cristiano durante tres temporadas en el Real Madrid.

Italia, su lugar en el mundo

Tras su etapa en España, Mourinho regresó a Inglaterra. Primero para volver al Chelsea, donde aún es muy querido pese a que luego cayó en el banquillo del Manchester United, su último equipo hasta la fecha. En Old Trafford ganó la Community Shield, una Copa de la Liga y una Europa League en su primera temporada. Sin embargo, la segunda campaña no fue la mejor: los malos resultados y peleas internas con sus dirigidos -en especial con Pogba (similar a su enfrentamiento con Casillas en el Madrid)-, acabaron con una temprana destitución en diciembre de 2018.

Las estadísticas dejan poco lugar a dudas, el Real Madrid fue el club donde mejor le fue en cuanto a números con el 71.91% de partidos ganados, contra, por ejemplo, el 62.04% que obtuvo en el Inter de Milán. Pero si algo ha dejado claro el técnico de 56 años es que entre España, Inglaterra, Portugal o Italia, éste último es su país favorito gracias a su etapa como 'neroazzurro'.

" El Inter de Milán es el mejor equipo que he dirigido, tengo que ser objetivo y decir que ese equipo lo ganó todo desde el día uno hasta el final. Batió al mejor equipo del mundo del Barcelona por 3-1. Ganamos la Liga italiana, ganamos la Copa de Italia, ganamos la Champions League. Creo que es el mejor equipo", señaló el estratega en una entrevista con Bein Sports en enero de este año.

Desde que dejó el Manchester United, Mourinho ha sido vinculado con grandes clubes como PSG o Bayern Munich. Pero que en las últimas horas haya aparecido Italia como posible (viejo) destino, deja poco a imaginar sobre qué elegiría el entrenador portugués. Más si quien lo habría propuesto sería Cristiano Ronaldo, con quien parece funcionar esa relación ambivalente y con quien ya habría entendido que amar no es sufrir y que vivir en pareja no implica que cada quien renuncie a su individualidad.

Mourinho

Mourinho y la 'Orejona' que ganó con el Inter en el 2010. (Getty)

Mourinho y la 'Orejona' que ganó con el Inter en el 2010. (Getty)

A punto de ser el tercer refuerzo: Florentino negocia para llevarlo al Real Madrid

Manchester United se lo quita a Simeone: 'Red Devils' acechan a uno de los jugadores con más minutos del Atlético

¡Baldazo de agua fría! Eintracht Frankfurt advierte al Real Madrid sobre el fichaje de Luka Jovic

Vamos a traerlo: el suplente del Real Madrid que Pep pide para su Manchester City

Leer comentarios

Cargando siguiente contenido

Abrir en App