Jhon Marchán dejó Portuguesa tras 91 partidos y 11 goles en Primera División. Además, disputó el Preolímpico 2020 con la Selección Venezolana. (GEC)
Jhon Marchán dejó Portuguesa tras 91 partidos y 11 goles en Primera División. Además, disputó el Preolímpico 2020 con la Selección Venezolana. (GEC)

Decir que abunda información en internet sobre sería más que exagerado. Casi no la hay. Cuatro videos de sus mejores jugadas en Portuguesa, su exequipo, y las estadísticas frías de siempre (partidos jugados, goles, tarjetas amarillas, etc.) son básicamente las únicas que hablan por él. Por suerte, Instagram -quizás la red social más popular del momento- tiene la solución para todo. Ahí, cada publicación describe al nuevo refuerzo de tal y como lo que es: músico, futbolista y, sobre todo, cristiano. Un creyente de verdad.

Llegaste al Perú, te presentaron en Cristal y al poco tiempo se suspendió el torneo. ¿Qué hace Jhon Marchán para distraerse en la cuarentena?

Es difícil, como lo es para todos creo. Por ahí veo series, alguna película, hablo con mis amigos y también toco un poco de guitarra.

En tu perfil de Instagram apareces tocando algunas canciones e, incluso, cantando. ¿Cómo te atrapó la música?

Bueno, tampoco es que sea un experto en la guitarra. Me encanta la música, la disfruto mucho. Paso todo el día con ella puesta. Creo que ese amor sale de haber estado en una iglesia allá en Venezuela. Ahí cantaba alabanzas y coros.

Eres muy religioso, entonces...

Sí, soy cristiano. Toda mi familia es cristiana. La iglesia a la que pertenezco me mantiene muy motivado, siempre con la mente puesta en ser el mejor y lograr cosas grandes.

Vienes de una familia cercana a la música, a Jesús y también al fútbol. Incluso tienes dos primos que comparten la profesión fuera Venezuela.

De mi familia exactamente no salió nadie. Ni mi padre, ni mis abuelos, ni mis tíos, pero ya somos tres primos, Héber, Esli y yo, que jugamos al fútbol profesionalmente. Ellos dos están en Chile. Es un motivo de mucho orgullo para nuestra familia.

Supongo que de niños se la pasaban jugando a la pelota todo el día...

Ellos vivían lejos, sabes, pero siempre nos encontrábamos en la casa de mi abuela porque yo prácticamente me crié ahí. Siempre salíamos al patio para patear cualquier cosa. Si no teníamos pelota, agarrábamos cualquier botella de la basura. Cuando íbamos a la iglesia de niños, comprábamos una caja de jugo y nos la tomábamos rápido para jugar con ella. Siempre fuimos muy apasionados por el fútbol.

Todo pasó muy rápido en la carrera de Marchán. Al llegar a Portuguesa, Jhon no hizo inferiores y pasó a entrenar, a los 14 años, con el primer equipo. Luego, debutó en 2014 por Copa Venezuela. (Internet)
Todo pasó muy rápido en la carrera de Marchán. Al llegar a Portuguesa, Jhon no hizo inferiores y pasó a entrenar, a los 14 años, con el primer equipo. Luego, debutó en 2014 por Copa Venezuela. (Internet)

¿Te llegó a afectar la difícil situación económica y política por la que atraviesa tu país? ¿Fue un obstáculo en tu carrera?

Diría que afectó a todos, desde el que más recursos tenía hasta el que no tenía nada. Gracias a dios mi familia siempre sale adelante. A pesar de todo, nunca nos faltó nada. Me tocó ver a mis amigos pasarla bastante mal. No lo sufría yo en carne propia pero sí a través de la gente que conocía. Quiero trabajar fuerte, y triunfar, para ayudar a mi familia, amigos y personas cercanas a mí.

¿Eso te impulsó aún más en la búsqueda de una oportunidad en el exterior?

Puede que sí, pero hoy estoy en Cristal porque quiero superarme, llegar a ser grande en esto que tanto me gusta. Creo que triunfar y en un equipo tan importante como en el que estoy me puede llevar a lograr grandes cosas. Esta oportunidad será de mucho provecho para mí.

Jhon es fanático confeso de los jugadores zurdos, como Messi, Ozil y Juan Arango, su compatriota. "Siempre me encantó Arango. Es un referente grande en Venezuela. También me paso viendo videos en Youtube de las jugadas de Messi", contó. (Instagram)
Jhon es fanático confeso de los jugadores zurdos, como Messi, Ozil y Juan Arango, su compatriota. "Siempre me encantó Arango. Es un referente grande en Venezuela. También me paso viendo videos en Youtube de las jugadas de Messi", contó. (Instagram)

¿Qué conocías del fútbol peruano antes de llegar?

Sinceramente, lo único que sabía era que habían tres grandes equipos acá en Perú y por suerte estoy en Cristal, uno de esos tres.

No hay muchos venezolanos en la Liga 1, pero los que están acá, como Quijada y Figuera, son de una gran categoría. ¿Has tenido comunicación con alguno de ellos?

La verdad es que no hemos hablado mucho con Rubert. Sí nos hemos saludado y todo, y hablado de cosas que necesitamos uno del otro. Yo no llegué a compartir equipo con él en Venezuela, pero sí nos enfrentamos muchas veces. De hecho, los partidos que más recuerdo son contra él. Será un reto muy lindo volver a chocar acá.

A pesar del poco tiempo, ¿cuáles han sido tus primeras impresiones de Sporting Cristal? ¿Qué te dejó el conocer al profesor Roberto Mosquera?

Tengo una excelente impresión de él. Es una persona que admiras desde el primer instante que lo conoces. A mí me gustaría llegar a ser técnico en el futuro, y el ‘profe’ es de esos que dices “yo quiero ser como él”. Es claro, sincero y te dice las cosas de frente, aunque te duelan. Siento que me va a ir bastante bien con él.

¿Te ha pedido algo en especial dentro de la cancha?

Me dice que haga lo mismo que en Venezuela, tener la pelota, hacer cosas diferentes, que por eso es que me trajeron. La verdad es que hay jugadores bastante buenos. En mi posición hay muchos. Necesito trabajar muy fuerte para ganarme un puesto en el once titular.

En ese sentido, ¿hay algún jugador en especial cuyo estilo de juego te haya llamado la atención?

El primer día que trabajé me impresionaron todos. Era impresionante el trabajo reducido, cómo todos tocaban en primera. Estaba como loco. La pelota pasaba de un lado al otro y yo ni la veía. ‘Canchita’ es buenísimo, Christopher Olivares, me gustó mucho, ‘Ema’ (Herrera), que le tiraban cualquier centro y la metía en el ángulo y Calcaterra. Cazulo también. Noté su liderazgo.

Llegas en un momento complicado del equipo en el torneo, ¿qué opinas de la situación?

Te cuento una cosa. Cuando vi el primer entrenamiento, no podía entender la situación del equipo. ¡Si eran grandes jugadores, con una técnica increíble! No entraba en mi cabeza. Por suerte, creo que la llegada del ‘profe’ Mosquera fue muy importante. Veo una familia, todos estamos juntos.

Cuando el fútbol regrese seguro que lo mostrarán. ¿Crees que estemos cerca de que eso pase?

No sé. Tengo demasiadas ganas de volver a jugar. Si me preguntas qué es lo que más extraño, no te voy a decir que mi familia, ni salir, ni siquiera mi novia (risas). Lo que más extraño es jugar, correr en el campo, patear la pelota.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Claudio Pizarro regresó a los entrenamientos del Werder Bremen luego de cumplir cuarentena
Claudio Pizarro regresó a los entrenamientos del Werder Bremen luego de cumplir cuarentena