Marco La Jara, candidato a la administración de Alianza Lima, habló tras la elección de Miguel Pons. (Foto: Difusión)
Marco La Jara, candidato a la administración de Alianza Lima, habló tras la elección de Miguel Pons. (Foto: Difusión)

En la última Junta de Acreedores se dio la elección del nuevo Administrador de . El elegido fue el master en Finanzas, , propuesto por el Fondo Blanquiazul para los próximos dos años. La decisión no cayó bien a los acreedores laborales, quienes propusieron a Marco La Jara para el puesto que ha ocupado el ahora oficializado en La Victoria.

Tras darse las elecciones, el propio La Jara dio a conocer su posición sobre el resultado en diálogo con ‘Sobre el Verde’ de Depor, donde no solo mostró su desconfianza sobre la nueva gestión, sino que dio su impresión de por qué no salió elegido como nuevo administrador.

Mil disculpas por no haber llegado a la cabeza y poder satisfacer a la familia de Alianza. Todo este súper plan que tenía con Juan Espinoza, ‘Coco’ Mujica y Francisco Pizarro. El que no haya salido obedece a un tema estrictamente de gustos y colores. [...] No quiero decir que se perdió, simplemente no le gusté al Fondo Blanquiazul”, afirmó el candidato a administrador de Alianza Lima.

Asimismo, comentó acerca de su experiencia en materia deportiva, además de conocer la interna del club. Incluso, el propio La Jara sostuvo que en los últimos días estuvo trabajando con la última administración, para ver los contratos que se iban a resolver y “ver las reclamaciones ante la gerencia, la comisión y el Tribunal de Licencias junto al gerente legal”.

No había una competencia, por si lo era y si había un examen, seguro yo ganaba. Tenía una confianza abismal, porque tengo experiencia en temas deportivos, en la agremiación. Tengo experiencia en Segunda, con Unión Huaral y Sport Victoria, luego en José Gálvez. Fútbol no me falta, conocer todo el sistema, tampoco. Fui parte del diseño de la estrategia para irnos al TAS”, aseguró, por lo que manifestó que se sentía confiado de conseguir la administración, en pro de darle una solución a los problemas que actualmente aquejan al club.

Otro punto que dejó claro fue su desconfianza: “No le tengo confianza a Miguel Pons, pero ello no significa que le deseo algo malo a él o a la institución. Es solo que, si tú no entiendes que Alianza es una familia, que tiene hinchas con un sentido de pertenencia al club, no ves todo”.

Entiendo a aquellos que se gradúan de escuelas internacionales sobre gestión deportiva y me parece fantástico, pero les va a servir poco para entender a Alianza, se tiene un concepto distinto. No estoy contento con él, me hubiera gustado estar a mí liderar y devolver la confianza en el club, pero si necesitan mi ayuda, estoy seguro que se las daré”, acotó en cuanto a la decisión, a la espera de que las cosas vayan bien en el club.



Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.


VIDEO RECOMENDADO

Paolo Guerrero, el último campeón sudamericano del Mundial de Clubes

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS