En la trama, Abel Martínez tiene problemas mentales; por ello, está recluido en un centro psiquiátrico. (Foto: Netflix)
En la trama, Abel Martínez tiene problemas mentales; por ello, está recluido en un centro psiquiátrico. (Foto: Netflix)

A pesar de que la segunda temporada de “” contestó varias interrogantes como la identidad del responsable de su muerte, aún quedan algunas dudas en la audiencia, que espera sean resueltas en una tercera entrega. Mientras tanto, recordemos la aparición de Abel Martínez en la trama, quien con su llegada complica todo.

MÁS INFORMACIÓN: Conoce qué fue lo más complicado para Alejandro Nones en su papel de Rodolfo en “¿Quién mató a Sara?”

Y es que este personaje, interpretado por Antonio de la Vega, jugó un rol muy importante en la vida de Sara, su hija, a quien le pide que lo ayude a escapar del manicomio, haciendo que la joven se involucre con Nicandro y busque dinero para tal fin, sin imaginar que pondría en peligro su integridad.

De acuerdo con la historia de Netflix, Abel es esposo de Cristina, la mamá de Clara y Marifer, pero también es padre de Sara Guzmán, quien nació luego de abusar sexualmente de Lucía. Su aparición se da en la temporada 2 cuando lo vemos en un centro psiquiátrico, lugar hasta donde va Sara y descubre que es su progenitor.

Debido a que este personaje es una persona desquiciada, el actor que le dio en la serie de drama y suspenso contó lo difícil que interpretarlo.

Abel es un hombre desquiciado que pedirá la ayuda de su hija para escapara del manicomio. (Foto: Netflix)
Abel es un hombre desquiciado que pedirá la ayuda de su hija para escapara del manicomio. (Foto: Netflix)

LO SACÓ DE SU ZONA DE CONFORT

El actor Antonio de la Vega dio a conocer la razón por la que considera que haberse puesto en la piel de Abel Martínez fue complicado; además, aclaró que no es un villano, solamente que al tener muchas frustraciones y no poder relacionarse actúa por miedo e impulsos.

“El papel no fue sencillo, pues Abel tiene delirios de persecución, paranoia y trastorno esquizoide; me sacó de la zona de confort, pues había que crearle un mundo interno”, manifestó de acuerdo con una publicación de .

En otra entrevista a , el histrión contó que para dar vida al papá de Sara tuvo que bajar de peso y adentrarse en su mundo.

“Me metí a una dieta y bajé 10 kilos. Me metí en el mundo complejo del personaje (…). Me di cuenta que sí era un personaje que requería una investigación de campo a profundidad y hablar con un especialista. No me bastaba con meterme a internet o a los libros y buscar las características de la patología. Me fui dando cuenta de que había mucha información del personaje; por ejemplo, tiene un gran sentido de la religión, como el mismo nombre, Abel, el hijo de Adán y Eva asesinado por Caín por ser el favorito de sus padres. Me di cuenta que, el uso de los medicamentos afecta de cierta forma física a los personajes; la falta de una alimentación adecuada también”, reveló.

En otro momento, contó cómo integró el equipo. “Me contactaron los productores. Ya había trabajado con Juan Uruchurtu y Alexis Fridman, y me platicaron del proyecto. Sabía al respecto, pero todavía no se estrenaba. Vi el primer capítulo e inmediatamente me capturó. Después leí al personaje y me pareció una tremenda oportunidad, era uno fuerte y poco común”.