No es la primera vez que censuran estadio por grito homofóbico como sucedió en Cruz Azul vs. León.
No es la primera vez que censuran estadio por grito homofóbico como sucedió en Cruz Azul vs. León.

La discriminación es un problema de nunca acabar, el regreso de públicos a los estadios parecía desatar una algarabía y el alto tiempo sin presencia parecía haber calmado ciertas actitudes despreciables. Sin embargo, no fue así. El pasado miércoles, el encuentro de vs. León fue detenido por gritos homofóbicos ante el guardameta Cota de León. La sigue viéndose manchada por este tipo de actos.

Este viernes, el organismo anunció un partido de veto al estadio Azteca, casa del Cruz Azul, a consecuencia de los gritos homofóbicos lanzados por algunos aficionados cementeros al guardameta del León, Rodolfo Cota, y que obligaron a detener el partido dos veces y dar una compensación de once minutos.

Dicho veto, obligará a Cruz Azul a jugar su primer partido de fase final, ya sea en cuartos de final o repesca, a puerta cerrada. De esta manera, los dirigidos por Juan Reynoso pagarán los platos rotos por su afición que sigue repitiendo este tipo de actos repudiables.

Muchos pensaban que la lección había sido aprendida y que este tipo de medidas disciplinarias servían para no repetirlo. La primera vez que hubo un veto de estadio por este motivo fue en el Clausura 2020, tras los incidentes suscitados en el duelo entre Atlas y Puebla, en el estadio Jalisco.

En la segunda jornada del certamen, el partido tuvo que ser detenido por gritos homofóbicos de un sector de la afición de Atlas que también desataron polémica porque agredían al arquero visitante, Nico Vikonis. Al igual que con Cota, todo se desataba cuando el arquero despejaba el balón de su arco.

El acto no pasó desapercibido para la Disciplinaria que decidió vetar el estadio Jalisco por un partido: ”La Comisión Disciplinaria informa que se ha determinado sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco para el encuentro Atlas vs. Tijuana, del Torneo Clausura 2020; en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la jornada 2 entre el Atlas y el Puebla F.C”.

Es así que los Zorros tuvieron que disputar a puerta cerrada su encuentro de la fecha cuatro, ante Tijuana, debido a este veto. Ya siendo el segundo caso, se espera que con este tipo de sanciones se logre erradicar los gritos homofóbicos que no dan una buena imagen en el deporte rey.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR