Andrés Lillini habló en conferencia de prensa luego de la victoria de ante y el primer grito de victoria en el presente torneo de para salir del fondo de la tabla. El estratega reconoció también que existía cierta presión por lo resultados que generaba ansiedad al momento de jugar.

“La victoria de los tres puntos era necesaria, era única, teníamos que sacarnos de encima esa gran presión. Valoro el compromiso, hay muchos chicos en la cancha, los jóvenes cargan con ese aprendizaje duro y ese compromiso es lo que yo me llevo de estos jugadores”, dijo en conferencia de prensa virtual al término del partido en el Estadio Olímpico Universitario.

Para el técnico de Pumas, estos tres puntos los acercan a los más alto de la tabla porque se encuentran todos con puntajes apretados. Volver a perder sería alejarse mucho más y el termómetro perfecto es a partir de la fecha 8 o 9 para poder ver el panorama más claro. Además, le dedicó el triunfo a la hinchada con la que tuvo problemas por los resultados:

“Le dedicamos el triunfo a la gente. Aquí hay un gran trabajo de todos en conjunto con la directiva, entonces es un regalo para ellos, no me molesta en lo más mínimo, son aficionados y tienen todo el derecho de hacer una manifestación siempre y cuando estén dentro de las conductas normales”, dijo.

Estas palabras se deben también a que los seguidores de Pumas esperaron en la entrada a los jugadores en su llegada al estadio. Esto significó una muestra de descontento con el equipo y la directiva porque fue un recibimiento diferente a lo habitual.

“No hago cosas por venganza, al contrario, los necesitamos a ellos y ojalá sigamos dándoles alegría. Los que me quieren fuera del equipo porque me critican, si les alimenta el ego salir en los periódicos hablando mal de mí, adelante, no me quita el sueño”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR