no la pasa bien en la y el técnico, Andrés Lillini, viene pasando la crisis más fuerte desde que asumió el cargo en verano de 2020. Sin embargo, el técnico no ha pensado en la idea de presentar su renuncia ante la directiva encabezada por Leopoldo Silva y Jesús Ramírez. Eso sí, tendrá una reunión con ellos para darle una mejor visión de lo que necesita el club en la temporada.

“No se me cruza renunciar, al final tendría que ser un acuerdo con la directiva el paso a seguir como fue cuando asumí, no renunciar, aunque ya estén anotando nombres de entrenadores”, dijo Lillini luego de caer goleado por 3-0 ante Necaxa en la última jornada.

“Los resultados mandan y en un club tan grande como Pumas no puedes dar ventaja y hacer cosas que no se deben por el bien de la institución, entonces no tenemos que ser partidarios de algunas malas costumbres que tenemos, hablar como cuando asumí y llegar a una conclusión. La directiva tiene su punto de vista y el jugador. Después del primer torneo en la Final, los mismos jugadores me pidieron que siguiera. Si hubiese sido otro entrenador a lo mejor hubiera renunciado”, continuó.

La crítica para Lillini también llegó de la afición que no parece tener paciencia tampoco con la directiva y surge la exigencia de los bueno resultados para levantar el nivel en la Liga MX. El fin de semana se enfrentarán a Puebla y esperan volver a obtener una victoria para la alegría de los hinchas.

“Como me dijo un periodista, ‘¿por qué no renunciaste?’ porque no vine a sacar provecho de esta situación. Entonces cuando se pone todo boca para abajo tengo la fuerza necesaria para darle vuelta y si no es así porque las partes no creen que eso pueda suceder, las decisiones se tomarán en conjunto”.

TE PUEDE INTERESAR



TAGS RELACIONADOS