Vista aérea del socavón en un campo de cultivo en Santa María Zacatepec, estado de Puebla, México, el 1 de junio de 2021.
(JOSÉ CASTAÑARES / AFP).
Vista aérea del socavón en un campo de cultivo en Santa María Zacatepec, estado de Puebla, México, el 1 de junio de 2021. (JOSÉ CASTAÑARES / AFP).

El gigantesco socavón que se encuentra en Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, en Puebla (México) generó la caída de la vivienda que se encontraba a un costado de la falla geológica.

Según informa el medio mexicano “”, los vecinos indicaron que la vivienda se cayó durante la madrugada de este sábado.

El enorme hundimiento ocurrió hace aproximadamente dos semanas en medio de campos de cultivos y se ha expandido aceleradamente, tomando la forma de un rectángulo de 126 por 114 metros. Además, se informó que en la zona más profunda se detectó una altura de 56 metros, 45 metros de agua y 11 de área libre.

Autoridades han informado que como parte de una indemnización, la familia afectada recibirá como donación un terreno y la construcción de una vivienda.

El hoyo se originó con solo cinco metros de diámetro, en solo 24 horas pasó a los 30 metros.

La situación ha despertado interés nacional por lo inusual de la formación, que se ha dado por causas naturales indeterminadas o por la explotación de mantos acuíferos, según investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) que se encuentran en el sitio.

Rescataron a dos perros hace unos días

Rescatistas mexicanos liberaron el jueves a dos perros que habían caído accidentalmente dentro del socavón.

Los perros Spay, cuya dueña vive en la zona, y Spike, bautizado así por otros vecinos, jugueteaban en el campo el lunes pasado y rebasaron el cordón de seguridad que mantienen policías y militares para frenar a los curiosos, descendiendo unos 20 metros sin posibilidad de volver a la superficie por sí mismos.

Las imágenes de los animales ubicados en una de las pocas áreas del socavón que no estaban inundadas, captadas por un dron, se hicieron virales en redes sociales, generando atención nacional y pedidos de miles de personas para rescatarlos.

Animalistas reunidos en torno al hoyo pidieron por horas que los perros fueran rescatados e incluso se ofrecieron como voluntarios para descender, pero finalmente fueron desplazados por profesionales enviados por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

Personal de bomberos y Protección Civil se acercó al inestable borde del hoyo para usar cuerdas y jaulas en espera de que cumplan funciones de un elevador para los animales.

Las labores fueron suspendidas en un par de ocasiones por fuertes rachas de viento y lluvia intermitente.

Finalmente, Spay y Spike fueron sacados por un rescatista que descendió al socavón con ayuda de sus compañeros y utilizando cuerdas, sin que nadie resultara lesionado.

Con información de AFP y EFE.

TAGS RELACIONADOS