Érick Gutiérrez fichó por el PSV Eindhoven en 2018 procedente del Pachuca de México. (Foto: AFP)
Érick Gutiérrez fichó por el PSV Eindhoven en 2018 procedente del Pachuca de México. (Foto: AFP)

El futbolista mexicano relató los duros momento que vivió en el , donde no era tomado en cuenta. Ahora, el centrocampista se ha convertido en imprescindible en el equipo de los Países Bajos, algo que hace unos meses parecía estar muy lejos de serlo.

En una conversación con el canal oficial del club, PSV TV, Érick Gutiérrez contó cómo vivió ese momento que pasó en el equipo, donde no tenía muchas oportunidades, algo que lo tenía con mal ánimo y que aseguró que lo trasladaba a su casa.

“A ningún jugador le gusta sentarse en el banquillo. Llegaba triste a casa con mi familia y creo que mi actitud la transmitía, y eso estaba mal. Pero no me rendí, entrenaba al 100 por ciento, siempre positivo, y ahí están los resultados”, dijo en la entrevista.

Hubo un punto de quiebre

Luego de meses de incertidumbre en el equipo, a Érick Gutiérrez le llegó una chance de oro para demostrar su valía. El mexicano jugó ante Mónaco en la Europa League y regaló un gran encuentro, lo que le valió ser considerado con más frecuencia.

“Fue un partido único para mí, un hito en mi carrera y en mi vida. Pero también para mi familia y mis hijos. Cuando no jugaba, sufrían tanto como yo. Mi mujer también lo pasaba mal cuando no estaba jugando. Estábamos tristes y no avanzábamos, cuando no tenía la certeza que tengo ahora. Esperábamos ese momento y nada se compara con eso”, indicó.

Érick Gutiérrez, conocido también como ‘Guti’, quiere seguir consolidándose en el PSV Eindhoven, donde se viene ganando un lugar en los corazones de los hinchas. Además, ha recibido algunas propuestas de otros clubes, pero aseguró que solo tiene la cabeza puesta en su equipo.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR