José Juan Macías llegó al Getafe, cedido por las Chivas de Guadalajara (Foto: Getty Images).
José Juan Macías llegó al Getafe, cedido por las Chivas de Guadalajara (Foto: Getty Images).

Cedido por las Chivas de Guadalajara, el adquirió este verano a , una de las grandes promesas del fútbol mexicano. Quería dar el salto a Europa y eligió España como un destino perfecto para atraer focos. Sin embargo, han pasado cuatro meses y dieciséis días desde que fue presentado oficialmente y el futbolista, por ahora, no carbura.

El delantero de Chivas es la última opción de su actual entrenador, Quique Sánchez Flores. Desde que sustituyó a Míchel en el banquillo hace seis jornadas de LaLiga, el técnico del Getafe no ha dado ni un minuto a Macías. Frente al Cádiz, este domingo, incluso comenzó a calentar durante la primera parte. No obstante, al final se quedó sin premio.

Por delante, Macías tiene hasta a cuatro jugadores. De momento, los titulares son dos delanteros: el turco Enes Unal y Sandro Ramírez. Y cuando alguno ha fallado por lesión como Sandro, Quique ha utilizado a Jaime Mata o a Darío Poveda. Por detrás de todos ellos, el delantero mexicano es el quinto ariete que espera pacientemente su momento.

Hasta que Míchel fue destituido, ‘J.J.’ vivía una situación diferente. Conocedor del fútbol mexicano por su etapa en Pumas, al anterior DT del Getafe le fue dando minutos. En concreto, veinticuatro en Mestalla, cuatro contra el Sevilla, quince ante el Barcelona, cuarenta y cinco en Vallecas, y, por fin dos titularidades consecutivas en la sexta y séptima jornada.

En total, en el inicio de curso, Macías acumuló 200 minutos de 720 posibles, exactamente el 27′7 por ciento del tiempo. Después, tras la salida de Míchel y la llegada de Quique, sus minutos son cero de 540, en parte porque una rotura fibrilar le ha dejado fuera de los terrenos de juego tres jornadas. Por unas cosas y por otras, su participación global en el club se vino abajo.

Durante su presentación oficial, el atacante mexicano anunció que jugar en la Liga española era una “meta” que tenía en mente. Y lanzó una apuesta jugosa para la afición del Getafe: “Ahora que estoy aquí, hay que demostrarlo en la cancha. Lo voy a hacer con grandes actuaciones y goles y lo demás es historia. Ahora hay agradecimiento y lo demás, hablaré en la cancha”.

Es cierto que los 200 minutos de Macías llegaron en el peor momento del Getafe esta temporada. A principio de curso, era un equipo más endeble y débil que también tuvo mala suerte cuando fue correcto. Y, para un delantero, es siempre perjudicial el mal juego global. Apenas le llegaban balones y no tuvo muchas opciones de demostrar nada.

En los mejores momentos del equipo, ya en la etapa de Quique, o no ha contado para su entrenador, o ha estado lesionado. Ahora, se presenta un futuro incierto para el atacante mexicano. Ya totalmente recuperado, puede pelear para convencer al DT. Pero también puede salir en enero. El Getafe podría romper su cesión y dejar una ficha libre para reforzar otra demarcación de la plantilla. Diciembre será clave.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR