Frituras. (Foto: Pexels)
Frituras. (Foto: Pexels)

La preparación de la milanesa o alguna fritura es muy sencilla: sazonas el pollo, lo pasas por huevo, harina y pan molido. Pero no te ha pasado que fríes la milanesa y justo después de hacerlo la pones sobre papel toalla para que absorba el aceite y... !Oh sorpresa! No es suficiente y sigue estando bastante grasosa. Hoy te contamos unos para evitarlo.

MÁS | Cómo saber cuando el jamón ya no sirve y hay que botarlo

Preparar milanesas y otras frituras casi siempre es señal de una comida con mucha grasa y es que por el método de cocción que usamos al elaborarlas es común que el aceite abunde en estos alimentos, afortunadamente existen algunas formas de evitar que esto pase y aquí te las decimos.

Milanesas. (Foto: kevberon | Pixabay)
Milanesas. (Foto: kevberon | Pixabay)

¿Cómo hacer para que las milanesas no queden grasosas?

  1. Seca tus alimentos antes de freírlos. Trata de usar papel toalla para eliminar el exceso de humedad de tus alimentos antes de introducirlos en el aceite, entre más húmedos estén más grasa van a absorber en la cocción. También asegúrate de que el aceite es bien caliente.
  2. Usa la cantidad de aceite adecuada para freír. Algunas frituras se harán mejor cuando los cubres completamente en aceite, al utilizar poca grasa para freír tus platos, tardaremos más tiempo en que estos se cocinen y por lo tanto daremos espacio a que absorban más grasa.
  3. Escurre la grasa. Lo mejor para evitar el exceso de grasa en las frituras es que una vez fuera del aceite las coloquemos en una rejilla de metal para que puedan escurrir el excedente de aceite o colocarlo sobre papel toalla y así también nos ayudará a eliminar la grasa sobrante.

TAGS RELACIONADOS