y Pepe Le Pew están siendo censurados para el público infantil en algunas partes del mundo. Solo era cuestión de tiempo para que esto sucediera, porque ambas series animadas pueden ser un riesgo para el menor que está en formación. La televisión tiene un rol de agente socializador y hay cierta responsabilidad sobre el contenido en la franja infantil.

En el episodio de hoy de Dale Play, analizamos la situación de y Pepe Le Pew como dibujos animados para niños. Temas como la violencia, el estereotipo de género y el acaso han saltado a la palestra en redes sociales, y las empresas de comunicación han tomado cartas en el asunto para evitar problemas con la audiencia.

¿Acaso lo censurable para un niño debe serlo para un adulto? y Pepe Le Pew son censurables en la medida que lo expuesto sea un riego para la formación de un menor: creer que la violencia es la manera de resolver los problemas o el acoso de Pepe Le Pew “normaliza la cultura de violación”.

DALE PLAY | Nuevo podcast

En el caso de los adultos, hay más variables en la fórmula, así como franjas horarias y criterios para que el contenido no sea replicado en la conducta de la audiencia. A esto se suma que el acoso de Pepe Le Pew forma parte de una narrativa más compleja: la del animal en celo que acosa por error a un gata usando el cliché del francés romántico, todo esto en una escena que ridiculiza al personaje y solo perceptible para un adulto.

Sea como fuese, Pepe Le Pew no está más y fue cuestionado por las autoridades valencianas al no ser apto para menores. Quizá sea momento para evaluar qué contenido debe ser retirado para todos por igual y cuáles suponen un riesgo para los menores.

Escucha Dale Play en y . Sigue el programa todos los domingos en nuestras plataformas de audio disponibles.