El pollo al romero es una receta muy sencilla de preparar en casa. (Foto: pixel1 / Pixabay)
El pollo al romero es una receta muy sencilla de preparar en casa. (Foto: pixel1 / Pixabay)

Una preparación cuyo resultado es un pollo lleno de sabor y una alternativa saludable para el almuerzo. Sirve el pollo al romero con arroz blanco o acompaña con verduras al vapor de temporada u otro de tu preferencia. Esta es muy sencilla y rápida de hacer e ideal para el fin de semana.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo, sin piel ni hueso
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de romero seco
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Precalienta el horno a 190° centígrados (375° F).
  2. Cubre el pollo con el ajo, agrega el romero, jugo de limón, sal y pimienta. Coloca en un refractario y hornea durante 25 minutos hasta que los jugos de la pechuga salgan claros (el tiempo de cocción dependerá del grosor de la pechuga).


TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Muchas veces ahorrar es mucho más fácil de lo que creemos. La clave es comprar bien y barato, planificar lo que se hará en la cocina y no desechar nada. Recurrir a alimentos económicos y sanos como las verduras y preparar en cantidad, siempre pensando en nuestro presupuesto de guerra.

Al final casi todo se resume en cocinar más y comprar menos productos elaborados. Pero para quienes prefieran una guía un poco más minuciosa, hemos preparado algunos consejos bien sencillos de empezar a aplicar ya mismo. Apunta estos trucos y aplícalos la próxima vez que vayas al mercado.

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

VIDEO RECOMENDADO

La importancia del lavado de las frutas y verduras

La importancia del lavado de las frutas y verduras
La limpieza de las frutas y verduras es suma importancia para no tener enfermedades (Video: FDA | Foto: Freepik)

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS