La rodilla suele estar propensa a muchas lesiones. (Foto: pixabay)
La rodilla suele estar propensa a muchas lesiones. (Foto: pixabay)

Sentir dolor en la rodilla luego de realizar una o hacer ejercicios sencillos puede ser señal de que tienes un . Esta lesión ocurre cuando uno o más ligamentos (tejidos que tienen como función ayudar a unir y alinear a los huesos y la articulación) se desgarran luego hacer una actividad física.

Un esguince de rodilla puede afectar gravemente el estilo de vida de una persona porque tendrá problemas al caminar, doblar las piernas y también para realizar otras actividades de gran importancia.

Este tipo de lesión usualmente afecta a los deportistas y el tiempo de recuperación puede variar de acuerdo a la gravedad del daño y también a las medidas que tome el paciente. A continuación, te contamos los síntomas, causas y medidas de prevención.


¿Qué es un esguince de rodilla?


Es una lesión que afecta usualmente a los ligamentos que conectan los huesos con una articulación (especialmente las que se ubican alrededor de los tobillos, las rodillas y los hombros). Esta se produce cuando ese tejido se estira o rompe.


¿Cuáles son las causas de un esguince de rodilla?

Hay una gran variedad de razones para que una persona presente este tipo de lesión, especialmente entre aquellos que realizan alguna actividad física de forma constante. Conócelas aquí.

  • Hacer movimientos bruscos en la rodilla.
  • Recibir un golpe directo en la rodilla
  • Ejercitarte más de lo que tu cuerpo aguanta.
  • Saltar y parar de forma brusca.
  • Hacer ejercicios que causen que la rodilla se extienda más de lo usual.
  • Caer de forma violenta al suelo.
  • No realizar ejercicios de calentamiento antes de hacer alguna actividad física.
  • No usar los implementos adecuados al
  • No calentar o realizar los ejercicios de estiramiento previos al ejercicio.
  • No utilizar el equipo de protección adecuado para realizar alguna actividad física.


Conoce los síntomas del esguince de rodilla


Estos pueden variar de acuerdo al ligamento afectado, especialmente si al lesionarte escuchaste algún sonido. En ese contexto, a continuación, te contamos las señales más usuales de un esguince de rodilla.


  • Hinchazón.
  • Presencia de hematomas.
  • Debilidad.
  • Sensibilidad.
  • Dolor intenso.
  • Rigidez.


¿Cómo prevenir un esguince de rodilla?


Un esguince de rodilla no puede prevenirse completamente, pero si se puede tomar algunas medidas para cuidar tus rodillas y así evitar que sufran alguna lesión.

  • Realiza ejercicios de estiramiento antes de hacer alguna actividad física.
  • Al terminar de ejercitarte, no olvides estirarte para así liberar la tensión de tus ligamentos.
  • Recuerda siempre usar el equipo ideal para el deporte o actividad física que vas a hacer.
  • El calzado cumple un papel importante, por lo que utiliza el adecuado si vas a caminar o realizar algún deporte.
  • Cuida tu peso, ya que así vas a evitar generar tensión en tus rodillas al caminar.


¿Qué hacer si presentas un esguince de rodilla?


La medida que puedes tomar, depende del tipo de dolor y también lo que te dice el especialista. Recuerda que acudir con un médico lo más pronto posible es la mejor forma de tratar la lesión.


  • Descansa la rodilla te ayudará a disminuir la inflamación pronto.
  • Cuando recién se produce la lesión, se aconseja aplicar hielo en la zona afectada. De acuerdo a la gravedad puede ser tres veces al día.
  • Usar una venda elástica en la zona afectada.
  • Si el dolor es intenso puedes optar por usar muletas.
  • Si no puedes acudir al médico de forma inmediata, se aconseja tomar antiinflamatorios para reducir el dolor.

Cabe destacar que en caso de la posible presencia de un esguince de rodilla se debe acudir con un traumatólogo y en casos más graves también con un terapista para así fortalecer esa articulación afectada.


TE PUEDE INTERESAR