La dura falta de Jeisson Murillo a Eden Hazard en el Real Madrid vs. Celta de Vigo. (Fuente: ESPN)
La dura falta de Jeisson Murillo a Eden Hazard en el Real Madrid vs. Celta de Vigo. (Fuente: ESPN)

pasó por encima al (5-2) por la jornada 4 de LaLiga Santander. Karim Benzema fue la gran estrella del partido al anotar un ‘hat trick’, pero no fue el único que llamó la atención. El colombiano también acaparó los comentarios luego de una polémica falta sobre .

En el primer tiempo, el cuadro celeste complicó por algunos pasajes al equipo de Carlo Ancelotti. El partido se volvió friccionado y el defensor tuvo un duro choque con el belga, generando que le muestren la tarjeta amarilla, a pesar de que los blancos le pidieron al juez la roja.

A los 43 minutos, Hazard aplicó la velocidad para superar a Murillo. Al ver que no lo podría alcanzar, el colombiano tomó la decisión de ir al piso. Con la pierna derecha derribó al atacante y con la izquierda lo impactó en el muslo. Una dura falta que ha generado más de una crítica en España.

Iturralde González, árbitro que trabaja con Diario As y la Cadena SER, explicó que la falta de Jeison era para expulsión. “Para mi es roja”, sentenció.

“Es juego brusco grave, le pega con la pierna izquierda que no está en disputa de balón como la derecha. Se puede considerar como una agresión”, agregó para justificar su punto de vista.

En Twitter también muchos usuarios se mostraron en contra de la amarilla. “El milagro de Murillo: NO PARTIRLE LA RODILLA A HAZARD. ¿En serio alguien piensa que esta entrada no es roja? ¿O solo es de ese color cuando las recibía Messi?”, escribió un fanático.

Con su solo punto de doce posibles, el Celta, liderado por el entrenador argentino Eduardo “Chacho” Coudet ha igualado el peor arranque del club desde el cambio de siglo, tanto en Primera como en la Segunda División española de fútbol.

Únicamente hay un precedente con un balance tan malo en la historia reciente del Celta en la máxima categoría. Fue en LaLiga Santander 2016-2017 con Eduardo Berizzo como técnico, cuando arrancó el curso con tres derrotas y un empate frente al Osasuna en la cuarta jornada. La primera victoria llegaría en el quinto partido frente al Sporting de Gijón.

En Segunda División, el equipo gallego calcó esos números en el campeonato 2008-2009. El Celta de Pepe Murcia arrancó con tres derrotas (Girona, Castellón y Nástic) y empató con el Eibar en la cuarta jornada. Su primer triunfo llegó en la siguiente: 2-1 con el Tenerife gracias a un doblete de Ghilas.

Por tanto, el Celta de Coudet está obligado a ganar el próximo viernes al Cádiz en Balaídos para no pasar a la historia del club como el equipo de Primera con un peor registro en las cinco primeras jornadas.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR