Dragon Ball Super: Vegeta revela por qué no puede mejorar el Mega Instinto
Dragon Ball Super: Vegeta revela por qué no puede mejorar el Mega Instinto

Vegeta es cada vez más sincero con su pasado en el manga . Los lectores del episodio 76, perteneciente a la saga Granola el superviviente, se sorprendieron al notar la evolución del personaje en aparentemente sus últimos momentos de vida. Vegeta sabe que aún le falta mucho por evolucionar y, a la vez, es consciente de que no volverá a ser un salvaje como en los primeros episodios de la franquicia.

La entrega más reciente de muestra a Vegeta continuar su lucha contra Granola, y aunque la forma Mega Instinto parecía un resultado natural de aprender a usar el poder del Dios de la Destrucción, parece que en realidad es la forma en que Vegeta aprovecha esa fuerza sin perder lo que ama de sí mismo. Como revela en un momento solemne antes de la muerte, Vegeta se disculpa por el hecho de que todavía no puede desconectarse de sus caminos mortales.

DRAGON BALL SUPER | Reflexión de Vegeta

Vegeta se confiesa tras ataque de Granola
Vegeta se confiesa tras ataque de Granola

A medida que continúa luchando contra Granola, se vuelve cada vez más claro que el objetivo de Vegeta en la pelea no es la victoria completa como en peleas anteriores, sino tratar de ganar algo de sentido común en Granola. Si se trata de violencia, Vegeta está dispuesto a hacerlo, pero ya sea a través de su cuerpo llegando a sus límites o pretendiendo hacerlo, está reteniendo a Mega Instinto a propósito. Está claro que cuando se sumerge por completo en su uso, lo cambia mentalmente, pero también lo hace más fuerte. Tiende a actuar de manera más imprudente y egoísta, pero eso significa más poder.

Sin embargo, eso no es lo que busca Vegeta. Hizo la investigación durante la pelea de Goku y vio las consecuencias de la destrucción del Planeta Cereal, por lo que está tratando de hablar con Granolah en un nivel más personal. Se está volviendo más vulnerable a propósito, y como Beerus explicó antes, para usar correctamente el poder del Dios de la Destrucción, se supone que solo debe pensar en la destrucción.

Ya en sus últimas líneas, Vegeta se disculpa con Beerus y dice que el poder del Dios de la Destrucción está “más allá del alcance de un novato” como él, pero es un momento agridulce. Admite que no puede convertirse en el “hombre insensible” que alguna vez fue, y es tanto una comprensión de lo mucho que ha crecido como de lo que todavía necesita crecer a partir de aquí.

Escucha Dale Play en y . Sigue el programa todos los domingos en nuestras plataformas de audio disponibles.