Humberto Bandenay, de 25 años, tiene un récord de 18-7. Entrena en el Dogo Training Center.  (Foto: José Rojas/GEC)
Humberto Bandenay, de 25 años, tiene un récord de 18-7. Entrena en el Dogo Training Center. (Foto: José Rojas/GEC)

Al igual que el Ave Fénix, resurgió de sus cenizas. El año pasado su futuro era incierto tras salir de UFC con tres derrotas seguidas; sin embargo, demostró esa fortaleza mental que se necesita para volver a levantarse.

Sin hacerle caso a las críticas, regresó a Perú para reinventarse, y lo logró. Ganó en el FFC y a las semanas ya estaba de vuelta en la escena internacional, con la Copa de Combate Américas, que se realizó en Lima.

Pero su regreso no quedó allí. En ‘casa’ y con el aliento de los suyos, Bandenay ganó todas sus peleas (fueron tres en total) y se llevó la Copa Combate, la cual otorgaba una pelea por el título de peso ligero (70 kilos).

Aunque su triunfo fue en diciembre, Bandenay aceptó pelear lo más pronto posible contra el mexicano Rafa García, el vigente campeón (10-0). Este viernes, buscará su momento: de visitante (será en México) y ante un peleador invicto, el peruano de 25 años entrará a la jaula a dar el golpe.

Y en la previa a tan importante combate, Humberto Bandenay conversó con Depor para conocer los detalles de su preparación y cómo se encuentra a horas de pelear contra Rafa García.

¿Humberto, cómo te has preparado?

De la mejor forma, de hecho con mi equipo hemos hecho un buen campamento y estamos satisfechos con el trabajo que hemos realizado. Estamos listos para ir a la pelea y obtener el cinturón.

El año pasado te pasó de todo, saliste de UFC y luego ganaste la Copa Combate, ¿te esperabas tener una oportunidad titular tan rápida?

De hecho, las cosas se dieron rápido. Yo tengo un equipo de trabajo (junto a mi mánager) y se manejaron varias opciones (cuando salí de UFC), y se tomó la mejor opción. Todo eso se está haciendo en base a un plan y ahora vamos a pelear por el título. Es fruto también de que yo no me quedé de brazos cruzados por más cosas duras que pase. Voy a seguir haciendo lo que me gusta y a salir de esto.

¿Te resultó complicado la preparación, teniendo en cuenta que en diciembre tuviste tres peleas y el tiempo para esta pelea fue corto?

Sí, yo acepté la pelea para que se haga en esta fecha. Si con mi equipo no hubiésemos estado de acuerdo, no hubiera aceptado. Pero venía con buen ritmo, entrenando bien y sin lesiones.

¿Sientes presión, porque estarás de visita?

Yo no soy un peleador nuevo, ya me he enfrentado a este tipo de situaciones (ser visita). Mi primera pelea en UFC fue en México, frente a un invicto local (Martín Bravo) y ante 24 mil personas. Sé lo que se siente pelear así, sé como manejar este tipo de emociones.

Ya sabes quitarle el invicto a un mexicano, esta vez también quitarás el cinturón...

Así será. Estoy decidido a acabar esa pelea y traer el cinturón a Perú.

¿Cómo crees que se desarrollará la pelea?

No hay misterio. Él (Rafa García) seguro va a acortar la distancia y llevar la pelea al suelo; yo voy a mantener mi distancia. De hecho, me he preparado con Jaime Córdoba, gran luchador y lutador. Tengo que estar preparado en todas las áreas.

Si tuvieras que darle una advertencia a Rafa García, ¿cuál sería?

Que disfrute sus últimos momentos con el cinturón que el verdadero campeón ya llegó.

¿Prometes el nocaut?

Prometo ganar la pelea sea de la manera que sea.

MÁS NOTICIAS