Marina Rodriguez pensó que su pelea había terminado y celebró antes de tiempo en el UFC 257. (Video: ESPN 2)

Aunque todos están esperando ver a , en su combate estelar ante , un hecho insólito captó la atención de los fanáticos en el . Y es que Marina Rodríguez celebró su victoria antes de tiempo durante su pelea contra Amand Ribas.

En el segundo round del combate, Marina Rodríguez le conectó un derechazo al rostro de su rival. De inmediato, Ribas cayó al suelo y fue castigada con golpes a ras de lona.

En ese momento, el árbitro Herb Dean se acercó para detener el combate, pero dudó en su decisión. Sin embargo, Marina Rodríguez pensó que el combate ya había finalizado y se fue a celebrar.

Segundos después Rodriguez se percató que Herb Dean no llegó a detener las acciones, por lo que volvió para finalizar a Amanda Rivas, quien ya estaba tambaleándose. Fueron unos golpes más hasta que el árbitro finalmente paró la pelea.

“Sabía que era una rival muy complicada y que su única estrategia era llevar la pelea al piso. Cuando el árbitro se acercó con las manos, pensé que ya había acabado la pelea. Pero como no fue así, regresé para terminarla”, declaró Marina Rodriguez tras el combate.

UFC 257: McGregor vs. Poirier

Esta no es la primera vez que McGregor Poirier se ven las caras. La última vez que pelearon fue hace más de seis años en el UFC 178, pero el estadounidense ha mejorado desde entonces. Derrotó a Max Holloway por el campeonato interino de UFC y tuvo una actuación decente ante Nurmagomedov, el actual rey del peso ligero.

Conor es el gran favorito a pesar del buen momento de Dustin. Su destrucción a Donald Cerrone en 2020 hace que la mayoría de personas vea como esta una pelea favorable para el irlandés.

McGregor parece estar en forma fenomenal y, según la mayoría de informes, está motivado como lo ha estado desde su debut en el peso pluma. McGregor predijo que ganaría la pelea en 60 segundos.

TE PUEDE INTERESAR