Derrick Lewis noqueó a su rival con terrible gancho, pero lo remató con golpes innecesarios en UFC. (Video: UFC)

Para nadie es un secreto que tiene un gran poder de nocaut. Y el último sábado, la ‘Bestia Negra’ volvió a dejarlo claro en tras noquear a Curtis Blaydes, segundo retador en la división de peso pesado, en el segundo asalto del evento estelar en Las Vegas.

Lewis mandó al suelo a Blaydes con un poderoso gancho al rostro y consiguió ser el peleador con más finalizaciones en la división, con 12. Sin embargo, su victoria estuvo envuelta en cierta crítica.

Y es que Lewis, luego de mandar a la lona a Blaydes, no se detuvo y le dio dos golpes de ‘martillo’ más a su oponente, que ya no tenía cómo defenderse. El árbitro Herb Dean no pudo separarlo a tiempo.

Las redes sociales criticaron la acción de Lewis, pues ‘Razor’ ya estaba inconsciente en la lona y sin poder defense. En la conferencia de prensa post evento, la ‘Bestia Negra’ hizo sus descargos y culpó a Herb Dean por no detener a tiempo el combate.

“Su esquina, sus entrenadores estaban diciendo ‘¡Eso es una mi****!’ Yo les decía que no era mi culpa, que era culpa de Herb Dean. Yo voy a seguir peleando hasta que el referee te separe. Así es con todos. También me podría pasar a mí. Voy a seguir peleando hasta que digan que pare”, declaró Lewis.

“Sé que algunos peleadores pueden parar, pero no es mi caso. Tengo que esperar hasta que el árbitro me diga que me detenga porque nunca se sabe, cualquier cosa puede pasar, puede levantarse como The Undertaker, nunca se sabe. Tienes que seguir hasta el el árbitro te quite de encima”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR