Verstappen y Hamilton son los grandes protagonistas de la Fórmula 1. (Foto: AFP)
Verstappen y Hamilton son los grandes protagonistas de la Fórmula 1. (Foto: AFP)

Esta temporada de se presentaba como una nueva edición de la rivalidad entre y . Ambas escuderías quieren dar el golpe y ratificar su supremacía en la máxima categoría del automovilismo. Una vez más, , vigente monarca, contra , heptacampeón mundial.

Sin embargo, transcurridas las dos primeras fechas, con los Gran Premio de Bahréin y Arabia Saudita, Ferrari viene liderando la clasificación del Mundial de Constructores, con una victoria y tercer puesto, respectivamente, gracias a Charles Leclerc, quien también lidera el Mundial de Pilotos, por delante de su compañero de equipo, Carlos Sainz Jr. Algo que demuestra que un 2020 para el olvido y un 2021 de transición fueron suficientes para que los italianos den los pasos adecuados para estar en disposición de ganar.

PILOTOESCUDERÍAPUNTOS
Charles Leclerc (MON)Ferrari45
Carlos Sainz Jr. (ESPN)Ferrari33
Max Verstappen (NED)Red Bull25
George Russell (GBR)Mercedes22
Lewis Hamilton (GBR)Mercedes16

Pero igual, Verstappen, que es tercero en la clasificación individual, al igual que su escudería, y Hamilton, quien cierra el ‘Top 5′, tienen una vieja rencilla por solucionar, la cual se generó en la pasada temporada, donde llegaron en igualdad de puntos a la última carrera, en la que el neerlandés le arrebató al británico la chance de lograr su sexta corona consecutiva y el octavo de su carrera. Es por ello que, en el Gran Premio de Australia, que se corre desde la medianoche del domingo, habrá mucho en juego para ambos. La consolidación de una mejoría de Max o el renacimiento de Lewis.

ESCUDERÍAPUNTOSTRIUNFOSPODIOS
Ferrari7814
Mercedes3801
Red Bull Racing3711
Alpine1600
Haas1200

Red Bull busca mantener la tendencia

El Gran Premio de Bahréin fue un dolor de cabeza para los ‘Toros Rojos’, en el inicio de la actual temporada. La escudería estaba en posición de firmar un excelente arranque, pero todo se desmoronó, con un doble abandono por parte de Max Verstappen y Sergio ‘Checo’ Pérez.

Todo comenzó con Verstappen, el vigente campeón del mundo, quien buscando batir a Charles Leclerc, de Ferrari, por el liderato, comenzó a sufrir diversos problemas. Primero, en la dirección, lo que le obligó a luchar con el volante en los últimos giros, y luego con la bomba de combustible. Igual, destino tuvo Pérez, pues su monoplaza lo dejó varado en la primera curva, algo que terminó por encender las alarmas en la escudería austriaca.

En Bahréin, el ‘Cavallino Rampante’ se aseguró el 1-2 con Leclerc y Sainz, respectivamente. Mientras que Mercedes, con Lewis Hamilton, ocupó el tercer lugar. “Ambas monoplazas sufrieron falta de presión de combustible. Había la cantidad correcta, pero un vacío impedía que las bombas sacaran gasolina. Hemos tomado las medidas necesarias para corregir este fallo y no esperamos problemas en Arabia”, informó Red Bull, a través de un comunicado.

Dicho y hecho. “El fin de semana pasado fue difícil para todos nosotros”, sostuvo Verstappen, quien se quitó de encima la frustración con la obtención del primer lugar en el Gran Premio de Arabia Saudita. Fue su victoria número 21, y se le unió Charles y Carlos, como segundo y tercero, respectivamente, dejando claro el nivel superlativo del constructor italiano. Por su parte, ‘Checo’ finalizó cuarto, en un Circuito de la Corniche de Jeddah que resultó histórico para él y el automovilismo mexicano: conquistó la primera ‘pole position’ de su carrera.

“La pista de Jeddah todavía es muy nueva para nosotros (Red Bull). El año pasado, la humedad fue un desafío. Es una pista realmente rápida con rectas de alta velocidad y los autos de este año son un poco más pesados. Pero estamos listos para más desafíos”, aseguró Verstappen, quien el año pasado en este mismo país, en la que fue la penúltima carrera de la temporada, protagonizó una feroz competencia con Hamilton, quien finalmente se quedó con la victoria.

¿Todo un reto? Históricamente, el Gran Premio de Australia no le sienta bien a Red Bull y es que solo se coronó en 2011, es decir, hace 11 años. Habrá que ver si Verstappen o Pérez pueden poner fin a esa sequía esta medianoche para meterse de lleno en la disputa por el título Mundial de Pilotos y el de Constructores.

Los dolores de cabeza de Mercedes y Hamilton

De antemano, Lewis Hamilton y Max Verstappen lucían como los protagonistas de la temporada 2022, con una rivalidad que se incrementó y quedó al rojo vivo, después del dramático desenlace del último campeonato entre ambos. “Creo que Max es demasiado agresivo. Y la mayoría de las veces, lo lleva todo al límite y más allá. He corrido contra muchos pilotos. Siempre hay abusivos, pero yo no actúo así”, dijo el británico. Una rencilla que se reavivó sobre todo en la última temporada, donde tuvieron roces en circuitos como Silverstone, Monza y Abu Dabi.

Hamilton decidió “desconectarse” tras la dolorosa caída ante Max en la última carrera del 2021, donde incluso se especuló que podría retirarse del deporte del motor. Sin embargo, declaró que “nunca dije que iba a parar” y se mostró entusiasmado por afrontar otra temporada con Totto Wolf, director ejecutivo de Mercedes, y ahora con su compatriota George Russell como compañero.

Esta temporada, Hamilton no arrancó con el pie derecho. En su debut en Bahréin, aprovechó la retirada de los Red Bull de Verstappen y Pérez, según él “las monoplazas más rápidas del campeonato”, para encontrarse con un podio que ni él mismo esperaba. Sin duda, fue el tercer puesto que más festejó en los últimos tiempos. “Es un resultado increíble. El equipo trabajó tan duro para tratar de gestionar todos los problemas que tuvimos. Seguimos siendo positivos y nos mantenemos esperanzados”, aseguró el siete veces campeón de la categoría reina del automovilismo.

Pero en Arabia Saudita sí recibió un duro golpe. Aparte de que vivió en carne propia los atentados terroristas a la ciudad de Jeddah, que ocurrieron en pleno certamen, quedó eliminado en la ‘qualy’, algo que no pasaba desde el GP de Brasil en 2017, por lo que arrancó la competencia en el puesto 15. No lo hacía tan atrás, sin que fuera por lluvia, sanción o accidente, desde 2009. “El monoplaza es muy nervioso, tengo la misma que la clasificación, así que no preveo avanzar mucho”, vaticinó, sin expectativas. ¿El resultado? Finalizó en el décimo puesto.

Los especialistas aseguran que Hamilton aún no se acostumbra al nuevo W13 de Mercedes. Esto, debido a que la F1 propuso un nuevo reglamento donde los bólidos deberán cambiar por completo su aspecto. El objetivo es que sean menos sensibles a turbulencias y puedan competir con mayor intensidad. Ahora bien, en el GP de Australia, de esta medianoche, al parecer, los resultados tampoco llegarían. Quedó decimotercero en la segunda sesión de los entrenamientos libres y se vio superado, entre otros, por su compañero George Russell. “No hay mucho que hacer”, sostuvo. La última vez que celebró en dicho territorio fue en 2015. ¿Podrá reivindicarse?


TE PUEDE INTERESAR