María José López jugó los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Foto: FPF)
María José López jugó los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Foto: FPF)

Estaba en una de esas visitas familiares en casa de la abuela. Disfrutaba de la compañía cuando de pronto sonó su celular. “'Maca', hola, tengo buenas noticias. Hay un equipo brasileño que quiere ficharte”. María José López no necesitó más. Ni que le cuenten que el club era el Realidade Jovem, dos veces campeón del Paulistao. A sus 34 años, edad en la que se suele pensar qué hacer después de colgar los chimpunes, ella estaba a nada de cumplir el sueño por el que tanto luchó: jugar en el extranjero.

“Estaba hablando con varios equipos, pero no me hacía ninguna expectativa. Cuando me llamaron de la agencia que me representa “Ksirius” para contarme todo, no lo dudé ni un minuto”, nos cuentas desde Brasil, mientras recuerda el momento y no puede ocultar sus emociones. “Me puse nerviosa, todos los pensamientos se me vinieron en un segundo (risas). Incluso, antes de viajar tenía miedo porque era irme lejos de mi zona de confort, de lo conocido. Creo que siempre lo nuevo es así, pero mientras tenga los objetivos claros, los miedos pasan”, añade con la misma seguridad que siente cuando está dentro del campo.

María José -o ‘Maca’, para los más cercanos- es otra futbolista peruana más que se va al extranjero. La cuarta desde que se vivieron los Juegos Panamericanos Lima 2019. También se fueron Pierina Núñez (Logroño de España), Steffani Otiniano (Minas Icsep de Brasil) y Xioczana Canales (UDC La Cañada de España). Todas en Primera División y a países en los que el fútbol femenino es más valorado.

Maca y un amor redondo.
Maca y un amor redondo.

No hay una cifra exacta para saber cuántas jugadoras nacionales (o con raíces peruanas) nos representan en el extranjero. César López es uno de los pocos que desde hace algunos años se aventuró a encontrar futbolistas peruanas que hacen patria a miles de kilómetros de Lima, y las da a conocer mediante su página de Facebook “Futbolistas Peruanas en el Extranjero”.

“El Perú también exporta jugadoras. Pero también están las que nacen lejos y tienen un vínculo con nuestro país. En ese caso están Claudia Cagnina -que el año pasado fue la primera peruana en jugar la Champions- o Izabella Ruiz. Pero más allá de eso, hay más de diez jugadoras nacionales que juegan en equipos universitario de Estados Unidos y tres en clubes europeos”, señala César.

María José y el balón, inseparables desde que tuvo uso de razón.
María José y el balón, inseparables desde que tuvo uso de razón.

Pero regresemos a la historia de María José. Hija de un militar, Maca fue “en contra” de las ideologías de su padre. No porque ella quería, solo nació con esa “rebeldía” de patear muy bien un balón. “Al principio era complicado porque para mi padre ‘no era bien visto’ que las mujeres jueguen fútbol, pero de ahí me tuvieron que apoyar, no les quedaba de otras, ja ja ja”.

Si actualmente el fútbol femenino en el Perú está dando sus primeros pasos hacia la profesionalización, antes jugarlo era casi imposible. Y ‘Maca’ lo vivió en carne propia. “Me alejé de las canchas un buen tiempo. Antes no había academias como hay ahora y era todo difícil, sin apoyo. Me dediqué a trabajar y a seguir mis estudios de periodismo deportivo”, cuenta.

Pero ese lazo entre ella y el balón es inseparable, inquebrantable a pesar de la lejanía. “Recuerdo que un día tenía que hacer una entrevista para un curso. Llamé a Danitza Leyva, presidenta del club “La Cantera”. Cuando terminó la charla le comenté que antes yo solía jugar y le pregunté si podía ir un día a un entrenamiento. Me dijo que ya. Y me quedé. Gracias a ella, a quien le debo mucho, volví a hacer lo que más amo. Estuve cerca de cinco años con el equipo y en 2018 firmé por Cristal”, hace un recuento.

-Lima 2019, una ventana para el fútbol femenino-

Desde que tiene uso de razón, ‘Maca’ es una “enferma” de fútbol. Así se declara ella. “Cuando me alejé del fútbol, solo fue de las canchas. Porque en mis tiempos libres iba al estadio o miraba fútbol por la televisión. De hecho, lo sigo haciendo hasta ahora”, confiesa.

Con ese criterio que le enseñó la carrera, Maria José, volante como Zinedine Zidane y Andrés Iniesta, los dos jugadores que solía mirar para perfeccionar sus movimientos dentro del campo, analiza la influencia de los Panamericanos Lima 2019 en el deporte en el Perú.

“Los Panamericanos fueron un precedente para que la gente sepa y apueste por el fútbol femenino, tanto las instituciones como la propia prensa, que ayudaron mucho con la difusión. Fue un paso importante”, dice.

Maca y un lema en su vida: "se deja todo dentro del campo".
Maca y un lema en su vida: "se deja todo dentro del campo".

‘Maca’ tampoco puede evitar recordar aquel 28 de julio. El día en el que el país entero celebraba “Fiestas Patrias”, la selección peruana hacía su debut en Lima 2019 ante Argentina. El estadio San Marcos, elegido por el IPD para los encuentros de fútbol, lució lleno en las tribunas oriente y occidente (norte y sur no estaba habilitadas). El ambiente es impresionante desde que uno se acercaba hacia el recinto. Pero, nada mejor, que ella misma para que lo cuente.

“Nunca había jugado con tanta gente, sintiendo el aliento de los hinchas de principio a fin. Ya no solo estaban nuestros familiares, sino gente que no conocíamos y que había pagado su entrada para vernos. Fue muy emocionante y más aún cuando cantamos el himno nacional. Hasta ahora se me escarapela la piel al recordar ese momento”, rememora.

‘Maca’ se despide, tiene que ir a entrenar. Pero antes deja un mensaje que ilusiona: “estamos creciendo. Aún nos falta para ser como Brasil, Colombia, Argentina o Chile, pero tengo fe que todo va a mejorar. Ya verás”.

Video relacionado:

La revelación del Muni: conoce a Rodrigo Vilca
Con 20 años, un gol en el torneo Apertura y una gran habilidad con el balón en los pies, Rodrigo Vilca sabe de sus condiciones para el futuro.

TE PUEDE INTERESAR