Hace dos años, sufrió una de las lesiones más duras de la NBA, cuando se torció el tobillo. Y ahora, el alero de los volvió a quedar lesionado, esta vez durante el partido contra los San Antonio Spurs, en una nueva jornada de la .

Gordon Hayward se fracturó la mano izquierda luego de chocar con LaMarcus Aldridge durante un ataque de los Spurs. El golpe obligó a que el alero se dirigiera directamente a los vestuarios. La acción ocurrió en el segundo cuarto.

Luego de ello, los Boston Celtics lanzaron un parte médico sobre la lesión de su jugador. “Gordon Hayward ha sido diagnosticado con una fractura en la mano izquierda después de un examen de rayos X y está fuera por el resto del partido contra San Antonio”, publicó la franquicia en sus redes.

Cabe señalar que Hayward venía de hacer un buen arranque de temporada, pues promedió 20.3 puntos por juego. Con esta lesión, se desconoce hasta el momento cuándo volverá a las canchas.