Barcelona y Napoli empataron a uno en la ida de los octavos de Champions League. (Getty)
Barcelona y Napoli empataron a uno en la ida de los octavos de Champions League. (Getty)

El presidente del , Josep Maria Bartomeu, afirmó que la decisión de jugar ante de la a puerta cerrada a supondrá a la entidad azulgrana “una pérdida económica de 6 millones de euros”.

Tras la reunión de este martes entre el Barcelona, la secretaria general del Deporte Catalán y los departamentos de Salud e Interior de la Generalitat, la vuelta de los octavos de final de la Champions League se disputará el próximo 18 de marzo a puerta cerrada, y Bartomeu considera lógico que así sea.

“Lamentamos muchos que esto afecte a nuestros socios y aficionados y al mundo del fútbol en general, pero lo que prima es la salud. Con este virus, estamos viviendo una situación excepcional y hemos de ser corresponsables para solucionarla”, apuntó hoy durante su participación en el Foro Barcelona Capital, organizado por el Círculo Ecuestre de la Ciudad Condal.

Tras el 1-1 de la ida, el Nápoles tenía pensado desplazar a Barcelona a 5.000 aficionados que finalmente no estarán en el Camp Nou, y además el Gobierno ha prohibido hoy los vuelos entre Italia y España.

En cualquier caso, Bartomeu se mostró convencido de que el partido no se suspenderá en ningún caso: “Los jugadores del Nápoles seguro que vendrán. Hay unos días hasta el próximo miércoles, pero estoy convencido de que llegarán”.

Barcelona se une a otros grandes clubes y federaciones internacionales que han tomado medidas extraordinarias para evitar un mayor contagio del COVID-19, como el Valencia y París Saint-Germain, que también celebrarán a puerta cerrada sus partidos de Champions contra el Atalanta y el Borussia de Dortmund alemán, respectivamente.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR: