Manuel Pellegrini fichó por el Betis a inicios de temporada. (Foto: Agencias)
Manuel Pellegrini fichó por el Betis a inicios de temporada. (Foto: Agencias)

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) abrió expediente al entrenador del , el chileno , y al portero Joel Robles, por sus manifestaciones sobre las decisiones arbitrales en el partido que su equipo perdió ante el (2-3) de la tercera jornada de Liga.

La Comisión de Integridad de la RFEF remitió a Competición las palabras de ambos tras la que el Comité resolvió iniciar un expediente disciplinario, según confirmó este miércoles la RFEF.

El pasado día 26 Pellegrini lamentó la expulsión de su lateral diestro brasileño Emerson Royal y el penalti que decantó el partido “con decisiones del VAR”

“Todo junto es demasiado” señaló el técnico chileno, que consideró que “es difícil” hacer frente a “algunas decisiones”. “Hoy la justicia le ha tocado al Madrid. Hasta Benzema está en fuera de juego en la jugada del 2-2”, añadió Pellegrini, que se quejó de que aunque le “gusta el VAR, siempre toca en contra”.

El portero Joel Robles indicó también que el árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea no había “estado acertado” y lamentó que, “en caso de duda, siempre” se toman las decisiones “a favor del grande”. “Siempre nos pasa igual, no voy a cambiar mi manera de pensar”, manifestó.

Real Madrid venció a Betis con polémica al final del partido.
Real Madrid venció a Betis con polémica al final del partido.

La versión renovada en mayo 2020 del Código Disciplinario de la RFEF señala en su artículo 100 -"Conductas contrarias al buen orden deportivo"- que incurrirán en suspensión de cuatro a diez partidos o multa en cuantía de 602 a 3.006 euros aquéllos cuya conducta sea contraria al buen orden deportivo cuando se califique como grave.

El artículo 100 bis indica que futbolistas, técnicos, preparadores físicos, delegados, médicos, ATS/FTP, ayudantes sanitarios o encargados de material recibirán una sanción de cuatro a doce partidos de suspensión y multa en cuantía de 601 a 3.005,06 euros por “la realización (...) de declaraciones a través de cualquier medio mediante las que se cuestione la honradez e imparcialidad de cualquier miembro del colectivo arbitral o de los órganos de la RFEF”.

También se sancionarán “las declaraciones que supongan una desaprobación de la actividad de cualquier miembro de los colectivos mencionados cuando se efectúen con menosprecio o cuando se emplee un lenguaje ofensivo, insultante, humillante o malsonante”.

En caso de directivos, clubes o cualquier otra persona o entidad la sanción será con multa en cuantía de 601 a 3.005,06 euros.

Con la información de EFE


TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR: