Cuando anunció su retiro, Gonzalo dijo: "Me voy para alegría de muchos". (Foto: Agencias)
Cuando anunció su retiro, Gonzalo dijo: "Me voy para alegría de muchos". (Foto: Agencias)

Por varios años Gonzalo Higuaín fue el delantero titular de la Selección Argentina. Sus goles en el Real Madrid hacían que sea el ‘9′ indiscutido durante el paso de varios entrenadores en la Albiceleste. Para Gerardo Martino, Diego Maradona, Sergio Batista y Alejandro Sabella, el ‘Pipita’ era el hombre de gol en el ataque.

El rendimiento fue de más a menos y debido a las ocasiones de gol falladas en las finales de la Copa América 2015 ante Chile y frente a Alemania en la Copa del Mundo, los cuestionamientos llegaron y su eficacia de cara al arco rival fue criticada por los hinchas argentinos, que pedían su suplencia o apuesta por otros delanteros.

Con todas las críticas, disputó el Mundial Rusia 2018, donde jugó 3 partidos pero anotó goles. La mala campaña tuvo críticas para todos y él no escapó de los juicios de los hinchas. El 2019 anunció su retiro y dos años después ratifica que no piensa volver, asegurando que quizás esa decisión lleve a que se pierda la posibilidad de ganar un Mundial.

“Yo soy una persona que cuando tomo una decisión, la tomo con las consecuencias que eso trae. Quizás por eso me pierda la oportunidad de ser campeón con Argentina que es mi deseo máximo. Estoy muy bien, muy feliz, relajado de la cabeza disfrutando mi familia. No lo veo posible volver a la Selección, fueron muchos años de desgaste”, dijo Gonzalo en entrevista a ESPN.

El exdelantero del Real Madrid pone como prioridad a su familia: “Estoy en otra etapa de mi vida, me queda poco. No iría con mi persona volver, sobre todo por los míos, más que por mí. Una mancha más para mí no me haría nada, pero lo hago más que nada por mi hija. Hoy mi prioridad es mi familia, la elección es por ese lado, es una pena”.

Gonzalo Higuaín es el máximo anotador de la Selección Argentina, pero esa estadística vale poco para detractores, quienes indican que no ganó nada con la Albiceleste, a diferencia de otros jugadores que pasaron por la delantera del país dos veces campeón del mundo.