A poco más de seis meses de la partida del 'Morro' García, una mirada a cómo se trata la salud mental en los deportistas. (Foto: Godoy Cruz)
A poco más de seis meses de la partida del 'Morro' García, una mirada a cómo se trata la salud mental en los deportistas. (Foto: Godoy Cruz)

Cuando las luces de los estadios se apagan y los hinchas regresan a sus casas, los deportistas vuelven a ser ellos mismos y todos los problemas de su día a día cobran nuevamente importancia. Siempre se dice que cada ser humano tiene un mundo en su interior, pero ¿qué pasa cuando este está rodeado de oscuridad y no se sabe cómo salir de él? La salud mental no debe ser un tabú en la sociedad. Y en el fútbol, lamentablemente, ya cobró la vida de tres jugadores este año.

El pasado 4 de febrero, Argentina, Uruguay y el mundo en general recibió la terrible noticia de que Santiago ‘Morro’ García se quitó la vida. Por desgracia, esa no fue la única partida que desencadenó una gran preocupación sobre cómo se maneja la salud mental en el fútbol latinoamericano. Los casos de Williams Martínez (38) y Emiliano Cabrera (27) también nos conmocionaron.

Tomando en cuenta esta dolorosa realidad, , tras el partido de Carlos A. Mannucci y Deportivo Municipal, desarrollado el 23 de julio: “Este año perdí al ‘Morro’, la semana pasada fue Williams Martínez y anoche le tocó a Emiliano. Tenemos que hablar. Vivimos en una sociedad machista y nos da miedo decir lo que le pasa. Yo sufrí depresión cuando estuve en México, pero pedí ayuda y salí adelante. Hablemos del tema”.

¿Qué sucede en la mente de un deportista para que desarrolle enfermedades mentales? Hoy en día, todos los atletas están sometidos a una fuerte exposición coyuntural. Las redes sociales han incrementado de forma exponencial la presencia de los aficionados en sus vidas, dejando secuelas que pocos ven. “Si el deportista empieza a tener conductas irregulares y distintas a las que hacía antes, es porque algo le está pasando y hay que detectar a qué nivel”, sostiene el psicólogo deportivo Luis Gómez.

Felipe Rodríguez se refirió a la depresión en el deporte.
Felipe Rodríguez se refirió a la depresión en el deporte. (Video: GOLPERU)

Los casos que impactaron al mundo del deporte

Estos también sirvieron para resaltar la importancia del cuidado de la salud mental, sobre todo después de lo ocurrido con Simone Biles. La gimnasta olímpica estadounidense optó por retirarse de la competencia por equipos, asegurando que lo primero para ella era su tranquilidad: “Debemos proteger nuestras mentes y cuerpos, y no salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos”.

A partir de ello, el especialista Dante Nieri, considera que se se debe evaluar cada una de las variables que repercuten de manera directa e indirecta en los deportistas, y así trabajar de la mano con ellos. “Biles habló en una entrevista sobre los ‘haters’ y es por la exposición que tiene un deportista profesional. Los atletas de distintas disciplinas están sobreexpuestos a la redes, a las opiniones, a críticas, si le sale, si no, si se equivoca. Hasta critican sus cuerpos”, explicó.

La depresión no solo llega a los deportistas por una situación ajena a su carrera. A veces el propio éxito y el peso que conlleva ser el mejor en tu disciplina puede generar un desequilibrio, que de no ser hablado puede terminar en tragedia. Esto quedó demostrado en los documentales ‘The weight of gold’, producido por el nadador olímpico Michael Phelps, y en ‘Andrés Iniesta, el héroe inesperado’, el cual narra el pasaje oscuro que atravesó el exvolante del FC Barcelona.

En el primero, es el propio Phelps quien cuenta cómo su salud mental se deterioraba al término de cada justa olímpica. “Durante mucho tiempo, sólo me veía a mí mismo como un nadador, no como una persona”, señala en este documental, el cual también reúne los testimonios de otros deportistas, como Jeremy Bloom, Lolo Jones, Gracie Gold, Bode Miller, Shaun White, Sasha Cohen, David Boudia, Katie Uhlaender, y, póstumamente, Steven Holcomb y Jeret ‘Speedy’ Peterson este último contado por su madre, Linda Peterson.

Por su parte, aunque el documental de Iniesta se enfoque en la prolija carrera del jugador español, no dejó de lado aquel pasaje oscuro que vivió a los 25 años. Tras consagrarse campeón por segunda vez en la Champions League junto al FC Barcelona, el mediocampista cayó en depresión. “Pasan los días, no mejoras, te das cuenta de que no tienes vitalidad, todo se va volviendo nublado o negro”, narró el jugador del Vissel Kobe de la primera división de Japón, quien al final explica que al ser un personaje público puede motivar a que otros, que pasen por lo mismo, se atrevan a pidan ayuda.

Causas que incrementan las probabilidades de sufrir enfermedades mentales en los futbolistas

De acuerdo a los estudios sobre salud mental elaborados por FIFPro (Football Players Worldwide), hay cinco causas que se presentan tanto en futbolistas en pleno auge de su carrera como en aquellos que están por retirarse. Sin embargo, son factores que se pueden vigilar y tratar a tiempo para evitar que devengan en enfermedades mentales.

  • Lesiones graves: aquellos jugadores en actividad que han sufrido de tres a más lesiones graves durante su carrera, tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de manifestar problemas de salud mental. Esas mismas lesiones, que a la larga generan secuelas en los futbolistas retirados, también tienen un impacto psicológico.
  • Relación con los entrenadores y los compañeros de equipo: es común hablar de aquellos planteles que presentan un buen ambiente durante los entrenamientos, pero ¿qué pasa con aquellos que tienen disputas internas? Ello no se comenta y esas sensaciones de incomodidad y frustración a la larga afectan y generan problemas de salud mental.
  • Insatisfacción con la carrera: la sensación de estar insatisfechos no solo se presenta en aquellos futbolistas que experimentan frustración ante fracasos deportivos. Aquellos que han alcanzado la gloria, pero que luego no saben cómo lidiar con el vacío que hay después de alcanzar un objetivo, también tienen mayor probabilidad de manifestar problemas de salud mental.
  • Empleo y horario de trabajo: este factor afecta mayormente a aquellos futbolistas profesionales retirados, quienes al estar libres de compromisos empiezan a sentirse abrumados por la disponibilidad de tiempo y el no saber cómo manejarlo.
  • Problemas físicos posteriores a la carrera: si bien el sufrir lesiones a lo largo de una carrera puede acarrear secuelas físicas, el propio desgaste deportivo también deja estragos que suelen ser manifestados luego del retiro profesional, a través de dolores y más, lo que conlleva a sufrir problemas de salud mental.

¿Cómo se aborda la salud mental en el fútbol peruano?

Pocas instituciones en nuestro país tienen implementadas sus propias áreas de psicología, a fin de otorgarles soporte integral a su plantilla. No obstante, el trabajo psicológico está orientado mayormente a las divisiones de menores, dejando de lado a los jugadores del primer equipo. ¿La gran traba? Presupuesto. “Los clubes no quieren invertir. Y es que, el trabajo que se hace es bastante amplio, porque es organizado, con objetivos claros y con tiempos a mediano y largo plazo, además del acompañamiento, tanto individual como colectivo”, indica Gómez.

Este seguimiento exhaustivo al jugador trae consigo un trabajo conjunto con el comando técnico del club, la familia y su entorno más cercano, a fin de cubrir todas las aristas. “Hay que atender cada una de las necesidades y ver cómo tratarlas, en base a su nivel competitivo”, manifiesta Nieri. Sin embargo, según señalan ambos especialistas, este tema viene siendo gestionado desde el coaching, el cual funciona como una herramienta de la psicología del deporte, pero no debería suplirla.

De acuerdo al Consejo General de la Psicología de España, el “Coaching es una intervención que los profesionales de la psicología realizan para potenciar el desarrollo y bienestar de individuos y equipos que está bien y quieren mejorar su vida, profesión o trabajo”. Es decir, no apunta a tratar o acompañar, sino a la búsqueda de resultados, dejando de lado otros factores que podrían devenir en problemas de salud mental. Y esto puede agravarse si quienes imparten esta herramienta no son especialistas en psicología deportiva.

Pocos clubes peruanos tienen implementados sus departamentos de psicología. (Foto: Liga 1)
Pocos clubes peruanos tienen implementados sus departamentos de psicología. (Foto: Liga 1)

Lamentablemente, este escenario se da en el fútbol peruano. Si bien hay instituciones que tienen su área de psicología (como se señaló líneas arriba), no es una práctica generalizada. “A nivel de federaciones deportivas, no hay psicólogos deportivos. Normalmente contratan colegas con la especialidad clínica, cuando lo idóneo es que haya un especialista en la parte deportiva”, apunta Gómez. Mientras que la causa, según reflexiona Nieri es que “estamos bastante relegados en el tema mental, porque aún no hay una conciencia de esta necesidad y de la importancia que requiere”.

La importancia de la salud mental en el deporte

Factores internos como externos pueden devenir en problemas de salud mental, tal y como sucedió con la pandemia. En un estudio realizado por FIFPro se determinó que uno de cada 10 jugadores presentó síntomas de depresión, luego de que se paralizaran las actividades deportivas. Además, en esta investigación del 2020, que contó con 1,602 futbolistas (incluyendo 468 mujeres) de 16 países, se indicó que otros síntomas que también se detectaron fueron ansiedad, angustia y trastornos del sueño.

Al realizar el estudio y publicar los resultados somos muy conscientes de que estamos comunicando una reflexión sobre un problema social que afecta a más gente que a nuestros miembros”, detalló el secretario general de FIFPro, Jonas Baer-Hoffmann, para el medio mexicano El Economista. Al 2021, el panorama no parece mejorar en el deporte nacional, tal y como apuntan los especialistas consultados para este informe. “Es una pena y muy preocupante que se trabaje con mucha ligereza este tema, es un serio problema que seguimos teniendo”, lamenta Nieri.

Entonces, ¿cómo empezar a girar la atención hacia la salud mental? Para ello, Gómez precisa que se debe entender que “se tiene que trabajar, desde el principio, con el equipo a cargo de los deportistas (entrenadores, médicos, etc.) para que sepan la importancia de la psicología deportiva. Luego están las charlas dirigidas a los padres de familia de los atletas, los directivos de los clubes, incluso, la parte dirigencial. Es un trabajo, largo, arduo y desde todas las ‘trincheras’”.

Los deportistas son personas y esa premisa debe primar en todas las competiciones y en la mente también de los aficionados. Muchas veces se les exige su máxima capacidad y la excelencia en todo, pero es indispensable también mirar hacia ellos. “Se trata de humanizarlo y no tratarlo como una máquina”, apunta Nieri y con justa razón, pero para conseguirlo se debe “entender que el deporte es una de las actividades que mayor influencia ejerce sobre el atleta”, de acuerdo a Gómez. Una vez ello se interiorice, tal vez se pueda ver una disminución de noticias tristes.

LÍNEA DE AYUDA
Llama a la línea gratuita 113 desde cualquier operador de telefonía fija o móvil las 24 horas de los 365 días del año. Una vez en la llamada, selecciona la Opción 5, para orientación en Psicología.
El Ministerio de Salud ha implementado 202 Centros de Salud Mental Comunitarios en todo el país, para ubicar el más cercano a su domicilio ingresa a: http://www.minsa.gob.pe/salud-mental/


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.


TE PUEDE INTERESAR