Renato Tapia está llamado a ser el futuro capitán de la selección peruana. (Foto: GEC)
Renato Tapia está llamado a ser el futuro capitán de la selección peruana. (Foto: GEC)

En el último tramo de la preparación al Mundial de Rusia, dejó para el análisis algo más que un doblete de Paolo Guerrero. Evidenció también la educación integral de como profesional de fútbol. En un impecable inglés, el mediocampista protagonizaba una entrevista para la TV árabe, tras el partido en el Kybunpark de la ciudad de San Galo, en Suiza. En redes sociales, su pericia para la lengua extranjera acaparó tantas vistas y likes como el resumen de ese triunfo.

Tenía 22 años y su apodo era más un aviso de lo que estaba obligado a ser dentro de la selección peruana: “El capitán del futuro”. Hoy su presente ha encontrado variables que lo obligan a dar ese salto cualitativo que ya se revela como urgente.

Tapia cumplirá 25 en julio próximo y aunque su rol sigue siendo clave dentro de la selección, como uno de los líderes naturales de la generación mundialista, le ha llegado la hora de cruzar el charco. Siete años después de intentarlo en Holanda y -por fin- con el pasaporte comunitario en el bolsillo, las posibilidades de llegar a un mejor mercado o elegir un destino más apropiado para su estilo de juego, se multiplican.

Quizás sea el Celta de Vigo en España, más exigente y competitivo que la Eredivisie, o alguna otra liga top europea. Eso sí, es todavía algo prematuro dar por cerrada una operación en un mercado tan complejo como el que ha generado el coronavirus. Pero la expectativa, como cuando se ganó el peculiar apodo, se mantiene alta.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Andrés Iniesta: “Me encantaría formarme como entrenador”