El actor Roberto Gómez Bolaños interpretó durante muchos años a "El Chavo del 8". (Foto: Televisa)
El actor Roberto Gómez Bolaños interpretó durante muchos años a "El Chavo del 8". (Foto: Televisa)

Y que yo era Enrique Borja”, es una de las frases más conocidas en todo el mundo y que la decía el actor y comediante Roberto Gómez Bolaños cuando interpreta al “″ y se alistaba para jugar fútbol con sus amigos de la vecindad. Con esa frase se recuerda a uno de los máximos jugadores del equipo mexicano “El América” cuyo nombre se hizo muy famoso en el programa de “Chespirito”.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo se conocieron Luis Miguel y Ramón Valdés actor de El Chavo del 8

La escuadra azulcrema también conocida como “Los Águilas” está de aniversario y cumple 105 años de fundación. Con los años fue catalogado como uno de los mejores equipos de fútbol de México. Entre sus filas han pasado diversos jugadores, algunos de los cuales se han convertido en estrellas y leyendas representativas de “El América”, como el caso de Enrique Borja.

Precisamente, ese fue el equipo favorito del desaparecido actor conocido como “Chespirito” y no dudaba en resaltarlo cada vez que en la serie “El Chavo del 8″ se trataba algún tema relacionado al fútbol o a los equipos de dicha disciplina deportiva de México.

CUANDO ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS CONOCIÓ A ENRIQUE BORJA

Enrique, lo amo”, fue la primera expresión que dijo Roberto Gómez Bolaños cuando conoció al exfutbolista de “El América”, según el conductor del canal de YouTube TUDN México, donde además entrevistó al propio Enrique Borja quien ahora ya es una persona retirada del fútbol profesional.

Esto se habría dado en el 2012 cuando se produjo uno de los tantos homenajes que se le hizo al recordado “Chespirito”. En la entrevista el exfutbolista mostró su gratitud y admiración por el actor.

Esas cosas todavía lo sientes porque cuando estaban los programas de El Chavo del 8 yo no había visto el programa donde él me mencionaba. Todos me decían de El Chavo y ‘tú eres su ídolo’, y que ‘el gol de Borja’, ‘que quiere ser Borja’ y ‘se pelea con Quico’ (…) Yo no sabía hasta el día que lo conozco. Desde que lo conocí nos hicimos amigos”, indicó el exdeportista.

Pero más allá de gustarle el fútbol, el popular Enrique Borja también mencionó que le llamaba mucho la atención el programa del recordado “Chespirito”.

Un gran agradecimiento con él por lo que hacia en el programa, todos hablaban de Enrique Borja, a mi me gustaba ver el programa de El Chavo del 8 (…) Como me dijo una vez El Chavo ‘Sí, en un momento dado tú eras mi ídolo’ y le digo ‘¡Caray!, quiero decirte una cosa Roberto, todos querían ser El Chavo, su ídolo era El Chavo y tú querías ser Enrique Borja, no sabes lo que me halaga’”, enfatizó.

EL EFECTO DE SER MUY CONOCIDO POR EL “CHAVO DEL 8″

Entre otras anécdotas que relató el exfutbolista fue una donde su equipo “El América” tuvo que viajar a un país de latinoamérica y en el avión se encontró a Roberto Gómez con quien estuvo conversando durante todo el viaje pero al llegar vieron a mucha gente con gran entusiasmo. Todos pensaban que era por el equipo de fútbol y fue grande la sorpresa cuando se dieron cuenta que a quienes esperaban era al elenco de “El Chavo del 8″.

Enrique Borja también señaló en distintas partes del mundo era conocido e incluso las personas le preguntaban si era Enrique Borja el que mencionaban en El Chavo del 8.

Para mí fue una parte importantísima lo que hizo Roberto con mi imagen, hermosísimo, por todo lo que me dio a mi Roberto”, dijo.

ENRIQUE BORJA Y “EL AMÉRICA”

Enrique Borja fue uno de los goleadores más letales que ha tenido el fútbol mexicano. Mundialista con su selección e ídolo de uno de los equipos con mayor hinchada en el país azteca: El América.

Era el jugador histórico de Las Águilas que comenzó a consagrarse como estrella del balompié mexicano cuando le anotó un gol a Francia en el Mundial de Francia, en Wembley 1966.

Enrique Borja fue un consagrado jugador mexicano. (Foto: MexSport)
Enrique Borja fue un consagrado jugador mexicano. (Foto: MexSport)

De su formación en el club Universidad Nacional fue traspasado a Las Águilas del América, donde se consagró campeón y goleador por tres años consecutivos en la liga mexicana. Su retiro se dio en 1977 en el Estadio Azteca acompañado por 120 mil espectadores.

Entre otras cosas, la leyenda Americanista fue cinco veces campeón con Las Águilas, además de ser presidente de la Federación mexicana entre 1998 y 2000.