¿Sabes cuáles son las ventajas de tener una cámara de seguridad en casa? Te lo contamos. (Foto: Ezviz)
¿Sabes cuáles son las ventajas de tener una cámara de seguridad en casa? Te lo contamos. (Foto: Ezviz)

¿Necesitas comprar una para tu casa sin contratos mensuales? Uno de las más grandes ventajas de la tecnología es que nos permite optimizar y organizar el tiempo en nuestras tareas diarias. Gracias al ecosistema del Internet de las Cosas (IoT), que permite la conexión de nuestros dispositivos en el día a día, los nuevos productos tecnológicos ya incorporan innovadoras y modernas tecnologías.

Una de ellas es la cámara de seguridad , misma que te permite visualizar desde cualquier lugar del mundo, de manera remota, cómo se encuentra tu hogar, no solo para monitorearla sino también para chequear que todo vaya en orden. Aquí 5 consejos de Ezviz.

MIRA: Truco para que el internet Wifi llegue a toda tu casa

POR QUÉ TENER UNA CÁMARA WIFI EN TU CASA

  • Fácil instalación: Con una cámara Wifi no necesitará contratar un técnico. Su instalación es intuitiva, tan solo se debe descargar una App, registrarse, escanear un código de seguridad único en cada cámara y listo.
  • Almacenamiento seguro y privado: Las imágenes se pueden subir automáticamente a la nube a través de un servicio de pago. Otra opción es colocar una micro SD y controlar el almacenamiento de acuerdo a los momentos claves que desea grabar.
  • Usa conexión Wifi: El 75,8% de la población nacional accede a internet. En ese sentido, existe una gran oportunidad para que las personas interesadas en estas cámaras puedan conectarlas fácilmente a la red Wifi de su vivienda o negocio.
  • Controla todo desde un smartphone: Tan solo se debe descargar la App al celular, y desde ahí se puede visualizar en tiempo real, además de configurar todas las funciones: detección de movimiento, intensidad de sonido de alarma o luz estroboscópica, visión nocturna, notificaciones al celular ante cualquier movimiento.
  • Precio accesible: Algunas cámaras van desde los 150 soles. En el caso de otros tipos de cámaras, como las CCTV o IP, sus costos pueden aumentar ya que se requieren materiales, monitores o técnicos.