Caso Huawei | ¿Como empezó la necesidad de usar Android en todo el mundo?

El veto de Google contra Huawei hace que echemos un vistazo al pasado sobre cómo hemos llegado a este ambiente de dependencia al sistema operativo Android.

huawei

Huawei se queda sin Android (Reuters)

Huawei se queda sin Android (Reuters)

Por Ronny Isla / Ignacio Fernández

Android
de Google ocupa una parte significativa del mercado internacional. Al menos el 85,1%* de los teléfonos inteligentes usan este sistema operativo, por lo que el veto de Google contra Huawei significó la preocupación de millones de usuarios.

Hay razones para preocuparse, debido a que Huawei es el segundo mayor vendedor de smartphones después de Samsung y por delante de Apple. No contar con las actualizaciones de Android y, por ende, sin acceso a las nuevas versiones de Gmail, Google Maps, YouTube, entre otros, hacen que muchos se planteen la adquisición de los nuevos modelos chinos.

En el primer trimestre del 2019 se colocaron 330,4 millones de teléfonos inteligentes a nivel global y 59,1 millones de estos (el 17,9%) fueron de la marca Huawei, con Android preinstalado, por supuesto. La coreana Samsung, con 71,8 millones de equipos colocados en el mismo periodo (el 21,7%), también comercializa smartphones con este sistema operativo.

Android es sin duda el principal sistema operativo móvil del mundo, cuya historia de éxito comenzó cuando Google la puso bajo su manto a cambio de US$ 50 millones*** que desembolsó el 2005.

Android y sus inicios

El emprendedor Andy Rubin creó Android para las cámaras de fotos de los 'teléfonos inteligentes' en el año 2003. Sin embargo, por falta de fondos para continuar con su proyecto buscó respaldo financiero.

En julio del 2005, Google se interesó por el proyecto ideado por Andy Rubin y se lo compró en US$ 50 millones, según "The New York Times". El emprendedor se unió a la compañía y durante los años siguientes participó del desarrollo del software con la finalidad de perfeccionarlo.

Apple entra en escena

En enero del 2007, Steve Jobs presentó en California el primer iPhone con iOS de Apple. Y en junio de ese mismo año comenzó la comercialización del equipo, generando revuelo mediático y una amplia aceptación de los usuarios, pese al alto costo del teléfono.

Con su pantalla táctil, conexión a Internet, aplicaciones, música y también las llamadas, el iPhone de Apple inició la revolución de la telefonía móvil. Entonces, los fabricantes de teléfonos móviles se vieron en apuros.

La respuesta llegó en noviembre de ese año con la formación de una alianza liderada por Google e integrada con otros 34 miembros, entre fabricantes de dispositivos móviles (HTC, LG, Samsung), desarrolladores, operadores de comunicaciones (T-Mobile, China Mobile), fabricantes de semiconductores (Intel, Nvidia, Qualcomm), entre otros.

La idea era ambiciosa: generar un 'ciberecosistema' con ayuda de toda la industria para hacer frente a Apple, que amenazaba con adueñarse por completo del mercado de teléfonos inteligentes. Todo el hardware giraría en torno el nuevo sistema operativo desarrollado por Google, Android.

El gigante de Internet se propuso seducir a los desarrolladores a fin de que creen aplicaciones para Android, y lo hizo apelando a su músculo financiero. La compañía ofreció US$10 millones en premios a las personas que desarrollen "el mejor software" para su sistema operativo. Así nacieron las apps para Android que hoy superan las 3,5 millones en Play Store (inicialmente llamada Android Market).

Android y la sociedad con Samsung

El primer smartphone con Android apareció en octubre del 2008 de la mano de una firma taiwanesa. El HTC Dream, conocido también como G1, salió al mercado con el apoyo de la operadora T-Mobile. Era el primer teléfono que funcionaba con el incipiente sistema operativo de Google, y al que después se unieron Samsung , LG, Sony, Huawei, y un largo etcétera.

El asombroso impacto que tuvo a nivel mundial quedó demostrado cuando en el 2011 Android supera a iOS de Apple como el sistema operativo con mayor presencia en dispositivos móviles.

Samsung tuvo mucho que ver en la popularizacion global de Android pues la firma coreana adoptó este sistema operativo para el lanzamiento de uno de sus productos más exitosos, el Samsung Galaxy SII.

El Samsung Galaxy S fue el segundo dispositivo más vendido en el mundo el 2010 (20 millones de unidades), mientras que el Samsung Galaxy SII consiguió el primer lugar del podio en el 2011 (con 40 millones). Ocurrió lo mismo con las versiones siguientes: el Samsung Galaxy SIII el 2012 (70 millones) y el Samsung Galaxy S4 (40 millones) el 2013. Todas usaron Android.

En medio del ascenso de Android, Apple denunció a Samsung (y viceversa) por violación de patentes en tribunales de Estados Unidos, Europa y Asia. Una dilatada historia de acusaciones mutuas de violaciones de propiedad intelectual que en su punto más álgido llegó a tener "más de 50 demandas en curso en 12 tribunales de 10 países en cuatro continentes, con millones en daños de por medio", según reseña Hipertextual.

La rentabilidad

El éxito de Android también se mide en el número de aplicaciones que se incorporaron a Play Store. En la actualidad, han pasado las 3,5 millones de aplicaciones y se ha convertido en uno de los sitios favoritos de los desarrolladores. Además, el 70% de descargas de aplicaciones se realizan desde esta plataforma.

Pese a ello, uno de los inconvenientes que ha surgido en Play Store es su rentabilidad. Según la consultora alemana Statista, App Store genera mayores ganancias en las descargas de aplicaciones: de los US$ 33,4 mil millones que generó mercado de las apps móviles en el 2018, Apple se quedó con 22,6 mil millones, frente a los 11,8 mil millones de Google ****.

Otro de los puntos en discusión han sido los problemas para que todos los móviles con Android tengan la misma versión del sistema operativo, pues se han generado casi 20 de ellas desde el 2008, curiosamente bautizadas con nombres de dulces como froyo, gingerbread, jelly bean, lollipop, oreo, etc.

A pesar de las dificultades, Android tiene un margen de error pequeño y su tendencia en dispositivos de fabricantes de móviles crece año tras año. Sin mencionar que además está presente en tablets, wearables, televisores inteligentes y hasta autos.

* Según datos de la consultora IDC del 2018.
** Posee el 17,9% del mercado, según el reporte del primer trimestre del 2019 de Strategy Analytics.
*** En el 2016, Google adquirió YouTube por la exhorbitante cifra de US$ 1.650 millones.
**** Los datos corresponden la primera mitas del 2018, según la consultora SensorTower.

SIGUE EL PODCAST DE DEPOR PLAY

DEPOR PLAY EN YOUTUBE

Leer comentarios