Alexandra Grande: “Despierto, pienso y sueño con Tokio 2020″. (Foto GEC / Mario Zapata)
Alexandra Grande: “Despierto, pienso y sueño con Tokio 2020″. (Foto GEC / Mario Zapata)

es un nombre de peso en el karate a nivel mundial, y eso tendrá que dejarlo en claro en los , que arrancan en julio. Será la primera y única vez que este deporte forme parte del certamen mundial, por lo que ‘Ale’ no está dispuesta a desaprovechar la oportunidad.

Nuestra bicampeona panamericana cuenta las horas para lograr la ansiada clasificación, pero antes tiene un reto a corto plazo: disputar un torneo en Portugal, que inicia este viernes, y que le ayudará a posicionarse mejor en el ranking. Apenas faltan tres meses para los Juegos Olímpicos, y ‘Ale’ quiere llegar al mejor nivel. “Mi pico de rendimiento tiene que ser en Tokio”, nos dijo. Entérate qué más contó nuestra campeona en Charla Depor.

¿Cuál es tu actualidad? ¿Cómo te encuentras?

Muy bien, contenta porque ya viajo a Portugal. Subiré a un avión después de tiempo, debido a la crisis de la pandemia. Extrañaba esa sensación de viajar, de competir, de sentir esos nervios, esa ansiedad, que un deportista experimenta antes de una competencia.

¿Cómo te encuentras físicamente? ¿Cómo ha sido tu rutina de entrenamientos?

Yo entreno desde agosto del año pasado, no he parado durante la pandemia. Mi objetivo es Tokio 2021, ahí tengo que llegar a mi pico de rendimiento, pese a que todavía no he clasificado. Mi entreno viene siendo muy intenso, estoy en un peso óptimo. Me dediqué mucho a correr para agarrar un poco más de aire. Psicológicamente también estoy súper bien, contenta.

Ahora que estás a punto de participar en una competencia internacional, ¿cómo es el tema de los protocolos en el karate?

Son muy rigurosos. Tienes que hacerte una prueba para llegar al campeonato, también antes de pelear, y luego otra para recibir las medallas. Será algo tedioso, pero tenemos que cuidarnos para no contagiarnos.

Este torneo de Portugal también es una chance para tentar la clasificación a Tokio 2020…

Sí, yo estoy llegando esta semana. Las competencias arrancan desde este viernes. Yo compito el 1 de mayo. Es el último torneo previo a la clasificación a los Juegos Olímpicos, ya para ubicarnos mejor en el ranking olímpico. De ahí ya cierro una etapa como la mejor de América, es el último torneo que ya me clasifica a Tokio. Eso no quiere decir que ya tengo un cupo, pues tengo que esperar que pase el Preolímpico. En Portugal, quiero terminar como la mejor de América y tener una chance más, aparte del Preolímpico. Creo que ya estoy adentro, pero a veces en el karate hay muchas cosas políticas.

En la actualidad eres imagen de la campaña de Adidas ‘Impossible Is Nothing’ (Nada es Imposible), y me gustaría que nos cuentes cómo se hizo Alexandra Grande y cuánto luchó por conseguir sus objetivos…

Yo tengo alumnos que están conmigo desde los 3 años, y los preparo no solo como deportistas, sino como personas a futuro. Les digo que nada es fácil y que hay que luchar. Adidas motiva a las personas a ver las oportunidades donde otros no las ven. Detrás de un deportista existe una lucha diaria, por ejemplo, yo quiero ser ahora la mejor en los Juegos Olímpicos. Yo siempre voy por la vía más dura, porque siento que ese es el camino. A veces me dicen Alexandra quiero ser como tú, y yo siempre digo tienes que ser mejor que yo.

Hay mucha presión por clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, teniendo en cuenta que el karate ya no competirá en París 2024…

La presión a veces yo misma me la hago (risas). Pero sí, será la primera y última vez del karate en Tokio 2020. Yo sé que cuando dicen karate lo asocian con mi nombre. Pero lo llevo con calma, porque yo bajo presión no funciono. Lo llevo con tranquilidad, pero tengo unas ganas inmensas de estar en Tokio. Despierto, pienso y sueño en Tokio, pero sé que la clasificación es dura.

¿Cuál es tu vía más favorable para llegar a Tokio?

El ranking olímpico es una opción inmensa, porque soy bicampeona panamericana. Pero hay que ver que no se llenen las categorías con otros países. No lo puedo negar que también puedo clasificar por el Preolímpico. Tengo dos opciones, y en ambas está el porcentaje bien alto.

Luego de Portugal, ¿qué es lo que se viene de cara a Tokio 2020?

Estaré máximo 10 días en el país, de ahí me iré a entrenar a los Estados Unidos. Luego me paso directamente al Preolímpico, que arrancará la primera semana de junio. Ahí me entero si estoy clasificada o no. Cuando me entere, no sé qué voy hacer (risas).

¿El Mundial de Karate va de todas maneras?

Sí, será en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Pero créeme que primero está Tokio, mi cabeza está ahí. Lo que sí necesitaré después de Tokio será una baja emocional de deporte. Darme un par de semanas de descanso mental para volver a trazarme nuevos objetivos.

¿Cómo ves el futuro del karate en el Perú?

Hay muchos juveniles que tienen el biotipo y ganas para triunfar. Pero no solo es cuestión de ganas, tiene que haber alguien que los sepa guiar. A mí me apoyó mucho mi entrenador. Se tiene que trabajar la parte mental, física y hacer una buena planificación a futuro.

TE PUEDE INTERESAR