Mijaín López, el cubano de oro que buscará poner su nombre en el mejor lugar posible del ‘Olimpo’. (Getty Images)
Mijaín López, el cubano de oro que buscará poner su nombre en el mejor lugar posible del ‘Olimpo’. (Getty Images)

Sus casi dos metros de estatura (1.98 mts) y gran corpulencia (pesa cerca de 130 kilos) nunca lo hicieron pasar desapercibido a , incluso de niño, el cubano siempre llamó la atención. Si bien no tenía esa talla ni peso, ya para su edad era grande.

“Siempre fue comelón, desde chiquito, y tiene un apetito insaciable”, contó su madre, Leonor Núñez, en una entrevista. Siendo aún un niño, Mijaín fue trabajando su físico (de forma inconsciente) en el campo y practico deportes.

Comenzó con el béisbol, pero luego subió a un ring, animado por sus dos hermanos mayores que eran boxeadores. Con solo 10 años, un entrenador de lucha lo descubrió y le dijo que sería “un buen luchador". No lo sabía en ese momento, pero las palabras de ese ‘coach’ se terminarían cumpliendo, a tal punto de ser uno de los mejores de la historia no solo de su país, sino del mundo.

“Desde que llegué a ella (a la lucha) sentí que ahí iba a hacer mi carrera”, recordó Mijaín López. En el colegio, y ya practicando lucha grecorromana, el cubano demostró sus cualidades para el deporte: ganó múltiples medallas en los Juegos Escolares Nacionales en Cuba y en varios eventos en la categoría juvenil.

A medida que fue creciendo, los logros y distinciones fueron aumentando. Para Mijaín, ya era el momento de ingresar a la preselección cubana de mayores. Formó parte del equipo nacional de su país, aunque los resultados no fueron inmediatos, como en menores y juveniles.

En 2002, y con solo 20 años, formó parte del equipo cubano que viajó a Campeonato Mundial de Lucha en Moscú. Era su primera experiencia de este tipo y luchó en la categoría de los 120 kilos (estilo clásico), ubicándose en el puesto 13 de la competencia.

Al año siguiente, volvió al Campeonato Mundial de Mayores, esta vez en Francia, pero no logró superar el décimo sexto puesto. Su primera medalla de oro en su carrera deportiva fue en los Juegos Deportivos Panamericanos de Santo Domingo, República Dominicana.

Dos años después, con 22, Mijaín tuvo la oportunidad de estar en sus primeros Juegos Olímpicos en Atenas 2004. El cubano fue con un objetivo: llevarse una medalla; sin embargo, se quedó en cuartos de final tras caer ante el ruso Khasan Baroev, quien ganaría la dorada en esa oportunidad.

Mijaín López contra el ruso Khasan Baroev. (Getty Images)
Mijaín López contra el ruso Khasan Baroev. (Getty Images)

No sería la única vez que se enfrentaría a Baroev, quien con el tiempo se volvió su principal adversario. En 2005, Mijaín López consiguió su primer título mundial en Budapest, Hungría. En la final, dejó sin ‘corona’ al húngaro Mihaly Bardos, tres veces subcampeón mundial.

Desde ese momento, López se convirtió en el monarca de los 120 kilos en estilo grecorromano, desplazando con el tiempo al propio Khasan Baroev. Solo un Campeonato Mundial se le escapó, fue en 2006 (en China) y ante el mismo ruso. Salvo ese resultado, el cubano reinó en los torneos mundiales y panamericanos.

Mijaín López como abanderado de la delegación cubana en Beijing 2008. (Getty Images)
Mijaín López como abanderado de la delegación cubana en Beijing 2008. (Getty Images)

En 2008, en los Juegos Olímpicos de Beijing, Mijaín fue el abanderado de la delegación cubana y en esa cita ganó su primera medalla de oro en la categoría 120 kilos. En cada pelea que tuvo resaltó su fuerza y táctica, con ello demostró que era el luchador (estilo clásico) más dominante del ciclo olímpico 2005-2008.

Para obtener la dorada, venció a su viejo rival (el ruso Khasan Baroev) de forma impecable. Pero los logros no quedaron allí. Al año siguiente, consiguió su tercer título mundial en Dinamarca luego de vencer en la final al estadounidense Dremiel Bryers por 2-0 y 4-1.

Así, se convirtió en el primer cubano y latinoamericano en ganar tres títulos mundiales, luego vendría el mismo galardón en los Panamericanos (Guadalajara 2011). En su siguiente Juegos Olímpicos, en Londres 2012, Mijaín obtuvo su segundo oro tras superar al estonio Heiki Nabi en la final.

Tras ese logro, decidió tomarse un año de descanso y para el 2014 volvió con fuerza, ganando la medalla de oro del Campeonato Nacional de Lucha en Cuba. Los títulos y trofeos continuaron, desde los Panamericanos de Lucha hasta los Juegos Centroamericanos.

Era turno de Río 2016, y su meta era clara: conseguir su tercer oro en Juegos Olímpicos, y lo logró. El cubano venció de forma contundente al turco Riza Kayaalp por 6-0 e igualó el récord del ruso Aleksandr Karelin, como el luchador con más medallas olímpicas en la historia.

Mijaín López con la medalla de oro en Río 2016. (Getty Images)
Mijaín López con la medalla de oro en Río 2016. (Getty Images)

Un nuevo ciclo olímpico (cuatro años) parecía lejano y la palabra “retiro” rondaba su cabeza, pero Mijaín decidió prolongar esa decisión un poco más. En los Juegos Centroamericanos en 2017, ganó el oro, venciendo al dominicano Leo Dalis en solo 17 segundos, despidiéndose de esta competencia.

Para los Juegos Panamericanos Lima 2019, el cubano fue designado embajador del evento por Panam Sports. En la cita continental, Mijaín sumó su quinto título panamericano al vencer al venezolano Moisés Pérez por 11-0, en la categoría 130 kilos.

Solo quedaba un paso más por escalar: Juegos Olímpicos Tokio 2020. A inicios de año, el cubano anunció que se retirará tras la máxima cita deportiva.

“Después de Tokio, me retiro. Ya está decidido”, le dijo el cubano de 37 años a la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA). “¿Por qué? Bueno, debido a mi edad, quiero descansar y es hora de dar oportunidades a las nuevas generaciones”, agregó.

“Quiero despedirme, por supuesto, ganando mi cuarto oro olímpico. Me estoy preparando para eso y estoy seguro de que lo lograré”, concluyó Mijaín.

Aunque ha demostrado ser uno de los mejores de toda la historia, queda claro que Mijaín quiere irse como “el mejor”. De ganar su cuarta medalla olímpica, será el deportista cubano más exitoso de todos los tiempos, superando a los boxeadores Teófilo Stevenson y Félix Savon y al esgrimista Ramón Fonst, quienes ganaron tres doradas cada uno.

Mijaín López con la medalla de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Getty Images)
Mijaín López con la medalla de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Getty Images)

No solo eso, también será el mejor luchador de la historia olímpica del deporte, pues comparte el récord con el ruso Aleksandr Karelin (Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996).

Para ello, el cubano deberá superar a todos sus rivales, en especial al ruso Serguei Semionov y el turco Riza Kayaalp. Ellos serían sus principales rivales en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Aunque ya tiene un lugar en el ‘Olimpo’, Mijaín López quiere estar en el mejor lugar posible.

FICHA:

Nombre; Mijaín López

Deporte: Lucha Grecorromana

País: Cuba (Pinar del Río)

Edad: 37 años (28 de agosto de 1982)

Altura / Peso: 1.98 mts, 131.5 kg

MÁS NOTICIAS