“No hay un día en que me despierte y algo no me duela”: la dura revelación de The Undertaker. (Foto: WWE)
“No hay un día en que me despierte y algo no me duela”: la dura revelación de The Undertaker. (Foto: WWE)

Aunque muchos fanáticos de aún tengan la esperanza de volver a ver a en un ring, lo cierto es que cada vez se va haciendo más imposible. Y es que 30 años como luchador pasan factura en el cuerpo, así lo reveló la propia leyenda de la lucha libre.

En una entrevista con The Guardian, el ‘Enterrador’ reveló lo exigente que es la lucha libre y como esta ha ido afectado a su cuerpo, por las constantes lesiones. Hace poco, recién pudo despedirse de WWE con un homenaje en Survivor Series, evento donde debutó en 1990.

“No hay un día en que me despierte y algo no me duela. Ya tengo metal en mis caderas y caminaré cojeando toda mi vida; el rango de movimiento de mi cabeza no es el que era”, señaló The Undertaker.

“El cuerpo humano no está hecho para soportar lo que hacemos todas las noches”, sostuvo el excampeón mundial, sobre el trabajo que hacen los luchadores cada semana.

Sin embargo, The Undertaker -pese a todo- se mostró satisfecho, por lo que ha conseguido en su 30 años de carrera. “Elegí mi camino y no lo cambiaría, incluso con todo el metal que tengo en mi cuerpo hoy”, agregó.

“Independientemente de cómo me sentía físicamente, cuando se apagaban las luces, sonaba la música e iniciaba mi entrada, durante unos momentos mis fans hacían que todo el dolor desapareciera. Sientes su aprecio; te dan ese extra necesario”, finalizó The Undertaker.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS

TE PUEDE INTERESAR: