Álvaro Torres, de ganar un Sudamericano completamente solo a clasificar a Tokio 2020. (Federación Peruana de Remo)
Álvaro Torres, de ganar un Sudamericano completamente solo a clasificar a Tokio 2020. (Federación Peruana de Remo)

Aunque ahora no hay nada que le quite la sonrisa a , y con justa razón por ser el clasificado número 18 de la delegación peruana rumbo a , su camino para conseguir el cupo fue casi heróico. El remero nacional tuvo un punto de quiebre en su carrera y le pasó de todo en 2019.

Aquel año, pese a los problemas que sufría la Federación Peruana de Remo con el IPD (se les había congelado la subvención), Torres pudo ser el único representante de remo en los Juegos Sudamericanos en Rosario. Sin embargo, estuvo completamente solo, sin equipo, sin entrenador, solo él y su bote.

El resultado no pudo ser mejor: medalla de oro para Perú. Ese día, Álvaro tomó una decisión, concentrarse exclusivamente en su carrera como deportista. Si solo había logrado ganar el Sudamericano, el sueño era que con apoyo la clasificación a Tokio podría ser real, y así fue.

El viernes pasado, el remero de 27 años logró clasificar por primera vez a unos Juegos Olímpicos en el Preolímpico de Remo en Brasil. Torres llegó quinto en la final y quedó dentro de zona de clasificación en su modalidad (singles); sin embargo, incluso en ese momento, nada estaba dicho.

Y es que el proceso de clasificación del Preolímpico era complejo: solo un bote de cada país podría acceder al cupo. En el caso peruano, dos botes estaban en la pelea, Álvaro Torres y la dupla de Camila Valle y Pamela Noya. Álvaro debía entrar dentro de los cinco primeros y esperar el desempeño de sus compañeras.

Álvaro quedó quinto y estaba dentro, pero tenía que ver qué pasaba con la dupla femenina. Quedaron quintas (debían al menos acabar en tercer lugar para clasificar) y recién ahí el remero de 27 años pudo confirmar su presencia en Tokio. En una entrevista con Depor, recordó cada momento vivido.

Álvaro, ¿han sido días cargados de muchas emociones luego de conseguir la clasificación?

Así es luego de cuatro o cinco días, ya estoy en mi casa, pasando tiempo con mi familia, que no la veía hace mucho tiempo, cuando llegue a la puerta de mi casa habian amigos, vecinos, que me habian recibido de la mejor manera, me pusieron unas pancartas a la entrada de la Punta. Un cariño increíble se sintió, ahora toca continuar con los entrenamientos en casa y luego volver a Miami.

Hablando del Preolímpico, fueron dos días de mucha exigencia, porque se acortó una fecha por el tema de pandemia en Brasil, ¿cómo te sentiste en el torneo?

Sí, eran tres días, la final del sábado se corrió para el viernes y el mismo viernes se corrió la final y semifinal. Un dia antes corrí dos regatas, porque el campeonato no lo inicie de la mejor manera, me golpeó, me tocó contra casi todos los más fuertes y no logré clasificar de forma directa. Luego me fue mejor en el repechaje, aún mejor en las semifinales y ya en al final logré entrar en uno de los cinco primeros puestos. Para mi, la primera regata fue como un baldazo de agua fría, no me esperaba quedar cuarto, pensé que iba a estar dentro de los dos primeros que entraban a la final, pero a la mitad de la carrera me di cuenta que estaba lejos y me guardé para la carrera de la tarde, en la tarde clasifiqué y al dia siguiente, que era la semifinal, para mi era una final, porque si no entraba dentro de los tres primeros, me iba a la final B, y ya no iba a tener chance para el cupo. Salí a matar y lo pude aguantar y quedar segundo, eso fue para mi un baldazo de agua caliente, un envión anímico, porque me dije a mí mismo” vamos”, todavia seguimos en pie y hay posibilidades y eso me motivó para competir en la tarde y entrar dentro de los cinco primeros.

¿Fue más complicado competir en jornadas de doble turno?

Yo creo que eso le favoreció un poco más a los que no corrieron repechaje, pero para los otros, que tuvimos que correr dos veces el jueves y dos el viernes, la carga fue un poco más fuerte, pero sí, todos los que entramos en la final del viernes habíamos corrido en la mañana. En mi caso, me sentía preparado, la base de entrenamiento estaba super robusta como para aguantar las dos competencias el mismo dia, asi que estuve preparado para cualquier circunstancias y se me dieron las cosas bien

De por sí, el formato del Preolímpico, daba solo la posibilidad de que un bote clasifique por país, ¿cómo fue la competencia interna?

El ambiente que hemos vivido ha sido super bueno,, el sistema de clasificación era diferente a todo, al final llegabas a competir contra tu mismo equipo y no contra los demás, también dependían del resultado de tu equipo, pero nosotros como equipo estuvimos juntos en todo momento, comíamos juntos, nos movilizamos juntos, no entrenábamos juntos, porque teníamos diferentes entrenadores, y cada uno seguía un plan diferente, pero fue en el agua estábamos juntos. Dentro cada uno sabía que al final íbamos a estar dependiendo del resultado de la otra persona, tu resultado de clasificación dependía de los demás, pero no había ninguna rivalidad ni nada.

Tú fuiste el primero que compitió en esa final y debías esperar a lo que ocurra con el par femenino para saber si clasificabas, ¿llegaste a ver ese resultado o cómo fue ese momento?

Fue un momento de tensión, fuertísimo, yo salí del bote, super contento porque había entrado dentro de los cinco primeros, porque también había hecho una buena carrera, había dejado todo en la cancha. Por ese lado, estaba super contento, pero en mi cara en ese momento, mis sentimientos eran no sé algo indescriptible, no me hallaba a mí mismo, no sabía que iba a pasar hasta que llegó la regata, yo vi la regata, me puse a verlas hasta que acabó, quedaron quintas y apenas acabaron, no sé, la verdad, antes de esto, no me había puesto a leer el sistema de clasificación. Cuando ellas ya llegaron, queria saber si ya había clasificado, fue un momento en el que ya teníamos los dos resultados, y no sabía, no quería celebrar, pero hasta que el Comité Olímpico Peruano me escribió a felicitarme y ya poco a poco me fueron diciendo que estaba 100%, me costó creérmelo, el momento no fue como una explosión de energía, fue como un momento de mi mente en blanco, recapitulando todo lo que había sido la preparación.

El equipo que disputó el Preolímpico de Remo en Río estuvo compuesto por Camila Valle, Pamela Noya, Adriana Sanguineti, Gerónimo Hamann, Lucas Salmon y Álvaro Torres. (Federación Peruana de Remo)
El equipo que disputó el Preolímpico de Remo en Río estuvo compuesto por Camila Valle, Pamela Noya, Adriana Sanguineti, Gerónimo Hamann, Lucas Salmon y Álvaro Torres. (Federación Peruana de Remo)

Eres el clasificado 18 para Tokio 2020 y por tercera edición consecutiva, el remo tendrá por lo menos un representante en los Juegos Olímpicos, ¿cómo te sientes al respecto, teniendo en cuenta que en estos últimos años, tu deporte ha sufrido diversos problemas?

La verdad que cuanto tomé esta decisión en el 2019, la Federación pasaba por un momento crítico, de hecho al Panamericano llegamos con recursos mínimos, pero creo que las ganas del deportista, la disciplina y la perseverancia, ese sueño de estar ahí puede más que cualquier otro problema que se presenta en el camino. Este sueño muchos lo persiguen y mueve montañas, en mi caso tuve la suerte, conseguir un apoyo por parte de Alicorp que me auspició y me dio la posibilidad de ir a Estados Unidos, luego de eso cuando las cosas se arreglaron ya vino muchísimo apoyo, por parte del Comité Olímpico, el IPD, Panam Sports y de la misma Federación de Remo, de mi club en Perú y el de Miami, todos ellos me apoyaron con todo, entonces yo creo que si alguien realmente quiere y tiene las ganas de conseguir ese sueño, va a encontrar el camino para lograrlo.

Recordando, tú fuiste el único representante de remo en el Sudamericano 2019, fuiste solo literalmente y ganaste el oro. También estuviste cuando el equipo no pudo viajar al Mundial de Remo por falta de pasajes; y al final tú eres quien clasifica a los Juegos Olímpicos...

Exacto, todo esto es un muestra de que hay que perseguir las cosas y luchar, no solo es mi caso, esta vez el clasificado fui yo, pero se ven las ganas de seguir pese a los percances que hubo, cada uno que fue representando a Perú se ha preparado de la misma forma que yo y ha sacrificado todo. Yo creo que eso vive cada deportista, la pasión que uno tiene ,porque en el deporte nadie te obliga a levantarte de madrugada a entrenar todos los días, creo que es la pasíon de uno que lo motiva y por más que haya problemas, las ganas, el sueño y la pasión es más fuerte que eso y no sería justo que problemas externos a ti te derrumben ese sueño o esas ganas de competir y hacer lo que más te gusta.

Te has puesto a pensar en todo lo que te ha pasado, en los problemas que viviste, y ahora tienes la clasificación...

Sí, de hecho, es algo que si lo vez de manera positiva, motiva y da ganas de seguir. En el caso de los Sudamericanos 2019, en Rosario, fue uno de los puntos críticos, que me ayudó a tomar esa decisión. Sin apoyo, con un aviso muy poco anticipado, pude lograr ir sin entrenador sin dirigentes, sin nada y lograr la medalla (de oro). Acá estamos y no vamos a parar, nos mantenemos en buen nivel, no solo yo, si en ese campeonato hubieran habido más botes, estoy seguro de que peleabamos más medallas. Son momentos que no me derrumban, es una señal de que si así te va cuando no hay apoyo, imaginate cuando haya. Ahora, hay apoyo, las cosas van bien y estamos en los Juegos Olímpicos.

Ya han pasado varios días, ¿ya te la crees que estás en Tokio, que tendrás tu primera experiencia olímpica?

Es una sensación que nunca va acabar, te levantas cada día diciendo, ‘lo lograste’. Mi mamá me pregunta si ya lo asimilé, sí ya sé que estoy ahí, ya sé que lo logré, y ahora toca seguir entrenando, disfrutar el momento. Sí, cada día me pongo a pensar y digo ‘hace un año estaba acá soñando esto y ahora lo conseguí, más feliz no puedo estar’.

Toda tu preparación fue en Miami y la idea es volver allá...

Sí, toda mi preparación fue allá, he venido entrenando años acá en Perú, pero en el último año y medio fui allá a buscar mejores condiciones. Que termine mi cuarentena aquí y luego volveré allá para seguir entrenando y ver qué competencias se vienen para agarrar un poco de nivel, como Copas del Mundo, Mundiales, y ya, a poco de Tokio, ir a un país con la misma zona horaria para aclimatarnos.

¿Ya lo que se viene de cara a Tokio se toma de diferente forma?¿Se puede hablar de una presión menos con la clasificación?

De hecho, la presión está, porque ahora esto es un paso que hemos dado, un paso importante, pero ahora toca la parte más importante, llegar en las mejores condiciones y poder hacer la mejor competencia. Esta es una oportunidad única en la vida, no se volverá a repetir, así como deje todo por la clasificación, tengo que hacer el doble en Tokio. Lo bueno es que tienes la motivación de ya estar clasificado, es algo que motiva todos los días y hace que este camino sea más divertido, más feliz. Como dices, antes de esto, estaba en el aire todo este tiempo sacrificado, era como todo o nada, había otro tipo de tensión, pero ahora super motivado y entregarlo todo en cada entrenamiento, se vienen entrenamientos más duros para poder llegar bien preparados a los Juegos Olímpicos.

¿Cúal es tu meta para Tokio 2020?

Creo que la meta de todo deportista es apuntar a lo más alto del podio, es algo super complicado. De hecho, los primeros puestos de unos Juegos Olímpicos son atletas que, así como yo me he venido preparando en Estados Unidos dos años, tienen dos o tres Juegos Olímpicos, pero nunca se deja de soñar, de entrar y correrles mano a mano y tratar de entrar en la mejor final posible.

¿El Preolímpico fue la última opción o aún hay otro torneo par que haya más representantes de remo en Tokio?

Todavía hay posibilidades en la Copa Mundial, en donde pueden ir todas las modalidades que aún no han clasificado. Perú en este campeonato no puede presentar un singles hombres, pero las demás modalidades sí. La forma de clasificación es bastante complicada, porque ahí te agarras con los países de Europa que son potencia, son muy fuertes y ellos también buscan el cupo ahí, pero todavía está la posibilidad. Allí se presentan 25 países por categorías y solo hay o uno dos cupos.

lvaro Torres tiene campeonatos relevantes, como el primer lugar en el Sudamericano 2010 y 2015, campeón Bolivariano 2013 y 2014, campeón Odesur 2019,  (Difusión)
lvaro Torres tiene campeonatos relevantes, como el primer lugar en el Sudamericano 2010 y 2015, campeón Bolivariano 2013 y 2014, campeón Odesur 2019, (Difusión)

TE PUEDE INTERESAR