Jovana De La Cruz, la atleta clasificada a Tokio que no dejó de entrenar ni siquiera una semana después de haber dado a luz. (Federación Peruana de Atletismo)
Jovana De La Cruz, la atleta clasificada a Tokio que no dejó de entrenar ni siquiera una semana después de haber dado a luz. (Federación Peruana de Atletismo)

Levantarse de madrugada, entrenar todos los días y pasar poco tiempo con la familia son parte de los sacrificos que todo deportista hace para buscar su clasificación a . Y eso muy bien lo sabe la atleta , que después de mucho esfuerzo puede celebrar su pase a los Juegos Olímpicos.

El domingo pasado, la fondista de 28 años superó el tiempo mínimo para Tokio 2020 (2h29m30s) en la maratón ‘El Bicentenario del Perú' y llegó a la meta en 2h27m59s, batiendo así su propia marca personal (2h31m33s). Un objetivo olímpico que estuvo persiguiendo desde hace más de un año.

Jovana nunca dejó de entrenar, nada la detuvo, ni siquiera los dolores posparto. Hace casi un año, dio a luz a su segunda hija ycomo es natural debía estar en reposo. Sin embargo, llevó su cuerpo y mente al límite, sacrificó todo y siguió entrenando a la semana siguiente.

Jovana se asesoró con un especialista y continuó entrenando de forma gradual para no perder ritmo. Su sueño valía cada sudor, esfuerzo y dolor. Y un año después tuvo su recompensa. Depor conversó con ella para conocer más sobre su vida y saber cuál será su objetivo en sus segundos Juegos Olímpicos.

Jovana ya han pasado algunos días desde tu clasificación, ¿cómo te sientes?

Estoy muy contenta por haber cumplido el objetivo y de alguna manera dar una alegría al país entero.

¿Cómo ha sido la experiencia de clasificar a Tokio en la primera edición de esta maratón ‘El Bicentenario del Perú'?

Es mi primera maratón que corro en el Perú y la gano, mejorando mi marca personal en más de tres minutos y con mi pase para los Juegos Olímpicos. Siento que es algo muy importante, me dejó muchas cosas bonitas y la verdad estoy contenta por este logro.

Resulta curioso que sea tu primera maratón en Perú, ¿cómo así esto recién se ha dado? ¿qué había pasado antes?

Yo todas las maratones las he tenido en el exterior, en Europa casi la mayoría. Incluso ninguna media maratón la he corrido en el país, todas afuera en realidad. Y acá en Perú no había maratones avaladas (por la World Athletics), así que no había pensando en correr acá, corría en el exterior. Como siempre veía el tema de tiempos, en el exterior hay un grupo de buenos atletas que te ayudan a poder correr rápido y esa era la razón por la que acá no he corrido. Es una satisfacción enorme correr una maratón por primera vez en mi país, conseguir el cupo y mejorar mi marca, es algo bonito.

Consigues el tiempo para Tokio por debajo de la marca mínima, con casi dos minutos de sobra. Cuéntame, ¿cómo fue la maratón en sí?

Nosotros ya habíamos planificado el objetivo, que era sacar la marca, habíamos planificado los tiempos. Como era un tiempo un poco rápido el que nos pedían para clasificar, decidimos pedir apoyo a dos muchachos que iban a correr la maratón. Mi objetivo era pegarme a los chicos lo más que se podía. Llevé reloj, pero no lo estaba mirando con tanta frecuencia. Ya en el kilómetro 30, los muchachos se quedaron, ya no aguantaron el ritmo así que yo decidí irme sola los últimos 12 kilómetros. La verdad me sentía muy bien, fuerte, había ido con el objetivo claro, solo hubo una parte en el que se me fueron un par de segundos. Quería desesperarme, pero traté de calmarme y controlar los nervios para ir lo más rápido. Empecé a ir más rápido y cuando ya faltaban 500 metros, ya veía mucha gente que me decía que ya me iba a salir la marca. Faltando 400 metros, iba 2 horas y 26 minutos y rápido saqué la cuenta y dije ‘bueno ya me va a salir la marca’, aceleré lo más que pude y por eso me salió la marca.

Con la marca del domingo no solo clasificaste a Tokio, también superaste tu tiempo personal...

Sí, son casi tres minutos más rápido y ahora es la tercera mejor marca de Sudamérica y la de Perú, porque en maratón somos fuertes. Primero está la marca de Inés, segunda la de Gladys y la tercera la mía.

¿Cómo fue tu preparación para la maratón, teniendo en cuenta que tienes una bebe de casi un año? ¿Tenías pensado correr esta maratón o tu plan era hacerlo en el extranjero?

Tenía planeado correr en febrero, la maratón de Sevilla, pero se canceló, luego en abril quería correr la de Hamburgo, pero no se pudo. Lo bueno de todo es que el entrenador nos decía que estemos preparados, porque sí o sí habría una maratón. Eso me ayudó a mentalizarme en entrenar;  y ya a inicios de abril nos informaron que la Federación iba a organizar una maratón. Lo bueno es que yo ya estaba entrenando hace un año, estaba preparada. Yo a la semana de dar a luz, me asesoré con una persona y entrenar, así de rápido me inicié con el único objetivo de sacar la marca. Gracias a Dios todo se acomodó, porque fue más fácil correr en el Perú, ya no dejé a mi hija en Huancayo, la traje conmigo.

Lo que mencionas es algo resaltante, a la semana de dar a luz a tu segunda hija ya estabas de vuelta en los entrenamientos. ¿Cómo así? ¿De dónde sacabas esas fuerzas?

A los cinco días de haber dado a luz, empecé a realizar ejercicios, pero bajo la asesoría de una persona especializada. Y al mes empecé a realizar trotes, bajó la supervisión de mi entrenador. Él tuvo un plan específico, me decía cuantos minutos entrenar y yo hacía caso. Eso hizo que no me lastimara ni me lesionara, y que me recuperara con mucha facilidad.

Las complicaciones posparto, las dolencias, nada te iba a sacar de tu objetivo de llegar a los Juegos Olímpicos...

Estando embarazada de mi segunda niña, nunca dejé de entrenar. Yo entrené hasta una semana antes de dar a luz, claro que no fue intenso, pero me seguí preparando. Yo me había mentalizado que me iba a recuperar rápido e iba a volver más fuerte, me preparé emocionalmente, eso me ayudó a regresar rápido y estar más tranquila. Siempre me mantuve con calma.

Jovana De La Cruz, antes de competir en maratón, destacó en los 3mil con obstáculos. (Federación Peruana de Atletismo)
Jovana De La Cruz, antes de competir en maratón, destacó en los 3mil con obstáculos. (Federación Peruana de Atletismo)

En tu caso, ¿cómo así te vinculas con el atletismo?

A los 18 años, descubrí que quería ser deportista, quería ser fondista de lleno, pero me inicié a los 12 años. A esa edad, recuerdo que tenía compañeras mayores que yo que corrían más, y yo de alguna manera quería entrenar como ellas. Desde pequeña, ya me nacía, pero no era tan consciente.

De la experiencia de Río 2016 hasta ahora, ¿cuánto has evolucionado para Tokio?

En Río, era novata, tanto emocionalmente como físicamente. No sabía realmente la magnitud de clasificar a unos Juegos Olímpicos. Ahora, recién empiezo a valorarlo y darle la importancia que merece, me siento madura. Me siento bien mentalmente, físicamente y más que preparada, he corrido más maratones y de alguna manera he sumado experiencia. Para Tokio, iremos con mucha más confianza.

¿Cuál es el objetivo para Tokio 2020?

Mi objetivo es mejorar mi marca o posicionarme bien, cumpliendo uno de ellos dos sería un gran resultado.

¿Cuán importante será tener de compañera a Gladys Tejeda, ya que ustedes serán las representantes en maratón?

Definitivamente, cuando uno va acompañado a unos Juegos Olímpicos, el equipo quiere dar un mejor resultado, se vuelve más competitivo. Uno quiere ser como la ‘mejor peruana’ y eso ayuda a que me esfuerce más y pueda entrenar más con el objetivo de dar mejor representación.

La maratón femenina de Tokio 2020 está programada para el 8 de agosto, ¿cómo te ves ese día?

La verdad me veo ahí muy fuerte, tranquila, concentrada, dando lo mejor de mí y disfrutando toda la competencia. Eso es lo que más espero de la maratón de Tokio, porque en ocasiones pasadas me era un poco pesado, pero ahora en esta maratón de Lima la disfruté mucho y me veo con esa perspectiva en Tokio. Ya para París tendremos objetivos más ambiciosos.

Teniendo en cuenta que tienes 28 años, para el siguiente ciclo olímpico podrías ser la próxima gran representante. ¿Eres consciente de eso?

Sí, eso también me emociona, yo sé que hay muchas personas que confían en mí y hace que tengo una mayor responsabilidad y compromiso, así que ha entrenar mejor y más disciplinada.

Para finalizar, ¿tienes ya alguna base de entrenamiento o ya tienes pensado como te prepararás para Tokio?

Aún no sabemos en qué ciudad vamos a entrenar, pero sí vamos a salir de Huancayo, buscando lugares con climas cálidos que sean similares a los de Tokio para poder irnos adaptando y no nos afecte tanto a la hora de competir. Las opciones serían México y fuera de Huancayo.

Jovana De La Cruz compitió en Río 2016 y acabó en el puesto 36, con un tiempo de 2h35m49s, siendo la tercera mejor latinoamericana. (Alicia Fonseca Sandoval)
Jovana De La Cruz compitió en Río 2016 y acabó en el puesto 36, con un tiempo de 2h35m49s, siendo la tercera mejor latinoamericana. (Alicia Fonseca Sandoval)

TE PUEDE INTERESAR